Un juzgado condenó a más de 40 años de cárcel a un hombre como responsable del asesinato de dos sacerdotes católicos que les pagaron a sus sicarios para que los mataran luego de que se enteraron que al menos uno de ellos tenía sida, informó el miércoles la Fiscalía.

La Fiscalía dijo en un mensaje de texto que la condena contra Gilberto Peñate, alias "Gavilán", fue proferida por el Juzgado 25 Penal de Circuito de Bogotá y está relacionada con las muertes de los sacerdotes Rafael Reátiga, de 36 años, y Richard Píffano, de 37, ocurridos en la capital colombiana el 26 de enero del 2011.

Peñate fue hallado responsable del delito de homicidio agravado.

La Fiscalía ha dicho que los sacerdotes pagaron 15 millones de pesos (unos 8.435 dólares) a Peñate y al también sicario Isidro Castiblanco para que les quitaran la vida con armas de fuego. La investigación permitió llegar a esa conclusión por las llamadas que realizaron desde sus celulares por los dos sacerdotes días antes de su muerte.

"Gavilán" reconoció ante las autoridades el delito.

La condena contra Castiblanco se conocerá en los próximos días pues también llegó a un acuerdo con la Fiscalía.