El cineasta cubano Gerardo Chijona está a punto de concluir en La Habana el rodaje de su nuevo filme "Esther en alguna parte", inspirado en la novela homónima de Eliseo ("Lichi") Alberto Diego y con un elenco encabezado por el veterano actor Reinaldo Miravalles, residente en Estados Unidos.

Chijona declaró hoy a Efe que esta película es quizás su proyecto "más personal" y el más "optimista" de su carrera cinematográfica, al constituir una mezcla de comedia y drama dedicado a "la amistad".

"Es un pequeño puente tendido entre un gran amigo de muchos años, "Lichi" -fallecido el pasado año-, Reinaldo (residentes en México y Estados Unidos, respectivamente) y yo, porque todo lo que sirva para unir a los que viven fuera y aquí puede ser positivo", resaltó el director durante un receso del rodaje.

Pero también cree que la temática de esta película, producida por el Instituto Cubano de Cine (ICAIC), el programa Ibermedia y Perú, toca especialmente a las personas de la tercera edad en "ese momento cuando piensas que ya la vida se te acaba y descubres que aún te ofrece una oportunidad para ser feliz".

El argumento en síntesis lo tejen dos ancianos que se unen en una minuciosa búsqueda en el pasado de la fallecida esposa de uno, al tiempo que intentan encontrar el paradero del gran amor de la vida del otro.

En ese marco surge entre ambos una amistad que los transforma de manera definitiva.

El realizador de "Boleto al paraíso" (2010), "Perfecto amor equivocado", "Adorables mentiras" y "Un paraíso bajo las estrellas", dijo que se siente "complacido" por contar con un reparto de actores de "primer nivel" que reunió a Miravalles, Enrique Molina, Daisy Granados, Eslinda Núñez, Verónica Lynn, Paula Alí, Luis Alberto García y Alicia Bustamante, entre otros.

De manera particular destacó la presencia de Miravalles, quien aceptó trabajar con él por primera vez tras presentarle el guión durante una visita a Miami, donde vive el actor hace 20 años.

"He venido a hacer cine y no quiero hablar de política", advirtió Miravalles antes de abrir un diálogo con Efe, en el que mostró una ágil memoria de 89 años para recordar sus primeras películas en el cine cubano a principios de los años sesenta del siglo pasado, "Las doce sillas", "Los sobrevivientes", y "El hombre de Maisinicú", entre otras.

Estar filmando en Cuba es "volver a casa, a mi país, a mi patria", afirmó el actor muy distendido, conversador y convencido de que decidió participar en esta película porque se encontró con un guión "extraordinario, muy bien escrito y sobre un tema ajustado a mi edad, de viejos amigos".

Miravalles dijo estar "contento" con este nuevo trabajo que "me ha puesto la vida en mi camino" tras una larga trayectoria de unas 50 películas rodadas en varios países, además de incursiones en la radio y la televisión, pero no vacila en afirmar su medio favorito es "el cine".