Carmen Villalobos, la estrella colombiana de "Ojo por ojo", confiesa que su meta es encaminar su carrera hacia el cine en Hollywood.

"Tengo otros planes que van más allá de las telenovelas", dijo la actriz de 28 años a The Associated Press. "Yo vivo en Bogotá... Pero si todo va como espero que vaya me iría a vivir para Miami".

En una entrevista en Los Angeles, donde se encontraba promocionando el dramático de Telemundo que en Estados Unidos se transmite por mun2, Villalobos se expresó feliz de ver al público conectado con la historia.

"Es un Romeo y Julieta a lo moderno... Estamos celebrando que fue la premier más exitosa que ha tenido la cadena a lo largo del tiempo y sigue teniendo números récord de audiencia", dijo.

La actriz se encuentra en el proceso de renegociar su contrato de exclusividad con Telemundo luego de protagonizar cuatro telenovelas que incluyen "Sin senos no hay paraíso" y "Mi corazón insiste".

Manifestó su agradecimiento a la cadena asegurando que ésta es la que le ha abierto las puertas a nivel internacional dándole la posibilidad de trabajar en Estados Unidos.

"Obviamente ser exclusivo de una cadena te limita muchísimo... pero se han portado divinamente conmigo", aseguró. "Por eso tengo muchas ganas como de volver a firmar exclusividad con ellos ... Sería muy rico hacer otras dos, tres novelas... y ya".

La actriz considera que antes de probar fortuna en Hollywood quiere concretar una de sus metas a corto plazo: "Perfeccionar el inglés porque estoy aprendiendo". Y dice que mudarse a este país le ayudaría en su objetivo.

Cambiar su residencia y dejar su natal Colombia sería un capítulo muy difícil en su vida, pero está decidida a hacerlo en caso de ser necesario.

De hecho, ya tuvo que pasar ocho meses en Miami para la grabación de "Mi corazón insiste", junto a Jencarlos Canela.

"Fue muy duro. Yo vivo con mi mamá todavía y con mi hermanito menor... A mi mamá le negaron la visa y no me la puede traer como yo quería. Me tocó separarme... Me tocó vivir en una ciudad que no conocía, con gente que no conocía, en un sistema totalmente diferente al colombiano. Pero finalmente me encantó, especialmente la cultura cívica".

Sus maratónicas jornadas de trabajo — lunes a sábado de 7 de la mañana a 9 de la noche_, no le impiden seguir acompañando a su madre a misa los domingos cuando está en Bogotá, o involucrarse en la creación de una fundación a beneficio de los animales y seguir proponiéndose objetivos de superación personal, ya que además de inglés, le gustaría estudiar psicología.

"Me gusta analizar a las personas. En la vida real no somos ni buenos, ni malos: reaccionamos de acuerdo a las circunstancias, cosa que no sucede en las telenovelas. Por eso me gustaría algún día interpretar un personaje que tuviera esa ambigüedad, un personaje más humano".

Villalobos está consciente de la responsabilidad que tiene como figura pública y asume con gusto su compromiso hacia las nuevas generaciones.

"La gente me sigue, me escriben en Twitter todo el tiempo, 'Eres mi ejemplo', 'Yo quisiera ser como tú cuando sea grande', 'Estoy estudiando actuación'. Me parece súper lindo que uno pueda ser ejemplo, por eso tengo que tener cuidado con las cosas que hago, ya que la juventud que viene detrás me está siguiendo".