El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, lanzó hoy una llamada a los Gobiernos del mundo para que continúen prestando ayuda a los refugiados y a la labor del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) pese a los ajustes presupuestarios impuestos en numerosos países.

"Pese a los ajustes presupuestarios impuestos en todas partes, no debemos dar la espalda a quienes nos necesitan. Los refugiados abandonan sus países porque no tienen elección. Nosotros tenemos que elegir ayudarlos", dijo Ban en un mensaje distribuido este miércoles en la sede neoyorquina de la ONU con motivo del Día Mundial del Refugiado.

El máximo responsable de Naciones Unidas aseguró que la conmemoración de este día debe servir para "intensificar el apoyo" internacional a "los más de 42 millones de personas en todo el mundo que se han visto obligadas a abandonar sus hogares y comunidades".

"Son individuos y familias cuyas vidas han sido truncadas, cuyas comunidades han sido destruidas y cuyo futuro permanece incierto", subrayó Ban, al tiempo que reconoció la labor que realizan muchos países en el mundo para albergar a refugiados que huyen principalmente de conflictos.

Destacó el caso de Irán y Pakistán, receptores durante años de refugiados afganos, pero también de Túnez y Liberia, que "pese a sus desafíos internos, han mantenido abiertas sus fronteras y compartido las escasas agua y tierra, así como otros recursos de que disponen, con quienes sufren el impacto de conflictos".

También se refirió a Kenia, cuya "tercera mayor ciudad es un campamento de refugiados somalís", así como a Níger, Mauritania y Burkina Faso, afectados por el conflicto en Mali.

"No podemos dejar a todos esos países cargar solos con esa carga", dijo el secretario general, que lanzó además un llamamiento para "movilizar la voluntad política y el liderazgo para prevenir y acabar con los conflictos que causan flujos de refugiados".

Alertó Ban de que, en los últimos 18 meses, los conflictos que mayor número de refugiados han causado han sido el de Costa de Marfil, Libia, Mali, Somalia, Sudán y Siria.

"Cuando se restituya la seguridad, se debe dar respuesta a las causas de esos conflictos, para propiciar el retorno de los refugiados mediante la prestación de viviendas y servicios, y el refuerzo del estado de Derecho", añadió Ban.

En honor del Día Mundial del Refugiado, está previsto que el Empire State Building de Nueva York se ilumine este miércoles con el color azul de Naciones Unidas, algo que también imitarán el Coliseo en Roma y la Torre CN de Toronto.