La escritora estadounidense Alice Walker no permitirá que una editorial israelí publique una nueva edición en hebreo de su novela ganadora del premio Pulitzer "El color púrpura", argumentando que rechaza el trato de Israel al pueblo palestino.

Walker, una ferviente activista propalestina, dijo en una carta a Yediot Books que Israel practica el "apartheid" y que debe cambiar sus políticas antes que sus trabajos puedan publicarse allí.

"Me gustaría tanto saber que mis libros son leídos por el pueblo de su país, especialmente por los jóvenes y valientes activistas israelíes (judíos y palestinos) por la justicia y la paz a cuyo lado he tenido el placer de trabajar", escribió en la carta, obtenida por The Associated Press. "Tengo esperanzas de que algún día, quizás pronto, esto suceda. Pero ahora no es el momento".

La editora en jefe de Yediot Books, Netta Gurevich, dijo en un comunicado el miércoles que lamenta la decisión de Walker de bloquear la publicación de la nueva edición en hebreo de su libro, un relato sobre la lucha de las mujeres negras contra su miserable estatus en el sur de Estados Unidos durante la década de 1930.

Las artes, y la literatura en particular, "son tan importantes para salvar diferencias, presentando 'al otro' y generando un clima de tolerancia y compasión", dijo Gurevich. "Más aún cuando hablamos de 'El color púrpura', un libro que aborda la discriminación, la otredad y la importancia de la lucha individual contra la injusticia en general".

Gurevich indicó que Walker no es la primera escritora que rechaza la publicación de su obra en Israel.

"El color púrpura" se ha publicado antes al hebreo, pero por otra casa editorial.

Walker es simpatizante de un movimiento que busca presionar a Israel a terminar su gobierno del pueblo palestino a través de boicots, desinversión y sanciones. También fue pasajera en una flotilla que trató infructuosamente de romper el bloqueo israelí de la Franja de Gaza el año pasado.