Al menos diez personas han muerto y docenas han resultado heridas en un ataque suicida registrado hoy en la ciudad de Khost, situada en el este de Afganistán, informó hoy a Efe una fuente policial.

"Un suicida atacó a un convoy de las tropas internacionales en la zona de Spin Jumat, de la ciudad oriental de Khost, y mató a seis personas e hirió a muchas más", dijo a Efe Mohammad Zazai, jefe de la Policía provincial de Khost.

Las fuerzas de seguridad han iniciado una investigación para determinar lo sucedido con mayor exactitud, aunque Zazai confirmó que el objetivo del agresor, que conducía un coche cargado de explosivos, eran las tropas internacionales.

Los heridos han sido trasladados al hospital provincial por las fuerzas de seguridad, y algunos de ellos, agregó el oficial de Policía, se encontraban en estado crítico.

En declaraciones a Efe, un portavoz de los talibanes, Zabiulá Muyahid, evitó atribuir la autoría del ataque al movimiento integrista.

"Sabemos que ha habido un atentado suicida en Khost pero no lo reivindicamos porque no era nuestro objetivo, por lo que no estamos seguros de si fueron nuestros muyahidines o no", dijo.

Los ataques suicidas son uno de los recursos habituales que emplean los insurgentes talibanes en su lucha contra el Gobierno afgano y las tropas internacionales desplegadas en el país, aunque la mayoría de sus víctimas son civiles.

Según la misión de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA), el 77% de los 3.021 civiles muertos en 2011 por la guerra fallecieron en acciones imputables a los grupos insurgentes.