El abridor Stephen Strasburg ponchó a 10 enemigos en siete episodios y dirigió a los Nacionales de Washington a una victoria por 3-2 sobre los Rays de Tampa Bay.

Sólo una noche después de que el relevo dominicano de los Rays, Joel Peralta, fuera expulsado por usar resina de pino en la manopla, los Nacionales vencieron a Tampa Bay para detener una racha de cuatro derrotas consecutivas.

Strasburg (9-1) logró su sexto triunfo consecutivo, esta vez en labor de siete entradas, en las que permitió cinco imparables, un jonrón y dos carreras, regaló dos bases y ponchó a 10 enemigos, con 111 envíos, la segunda mayor cifra en su carrera.

En el primer episodio el parador en corto Ian Desmond pegó sencillo al jardín izquierdo para coronar racimo de tres carreras y sellar la victoria de los Nacionales.

El receptor puertorriqueño José Molina (4) se voló la barda en el segundo episodio sin corredores en circulación.

Molina superó los lanzamientos de Strasburg en la segunda entrada. Al cazar los lanzamientos del abridor, el boricua botó la pelota del campo sobre la barda del jardín izquierdo, cuando había dos outs en la pizarra

La derrota fue para el abridor Chris Archer (0-1) en seis entradas, permitió tres imparables, tres carreras, dio una base y ponchó a siete.