Paul van Dyk encontró en México una locación ideal para realizar los arreglos de su sencillo "Eternity", el primero de su nuevo álbum "Evolution" con el que regresa a las listas de popularidad después de cinco años.

"Tenía dos días libres cuando estaba de gira en México y los pasé en un hotel en Cancún, tenía todos mis instrumentos en la habitación del hotel e hice todos los arreglos. Era un día soleado y hermoso, estaba viendo al mar, fue simplemente perfecto", dijo van Dyk en una entrevista telefónica reciente con The Associated Press.

El DJ alemán nominado al Grammy ha tenido una buena relación con el país: lo ha visitado de gira en varias ocasiones y realizó la banda sonora de la cinta "Zurdo" de 2003, la cual le valió un premio Ariel, el equivalente mexicano del Oscar, a la mejor música para una película nacional.

El 13 de julio se presentará en el Salón José Cuervo de la Ciudad de México con piezas de su nueva producción de estudio.

"Evolution", editado bajo el sello EMI y disponible en Estados Unidos y Latinoamérica, incluye colaboraciones con múltiples artistas, como Arty, Autsin Leeds y Sue McLaren. De hecho sólo una de las piezas, "Rock This", fue realizada por el DJ en solitario. La mayoría de sus colaboradores ya habían trabajado antes con él.

"Todos son buenos amigos o simplemente músicos fenomenales que comparten la misma pasión por hacer música que yo. No creo en poner en mi disco a cualquier estrella pop que no tenga nada que ver con mi música. Para mí es muy importante trabajar con la gente, desarrollar música juntos y ser creativos juntos. De eso se trata, no de ser rico y famoso".

Van Dyk apuntó que el proceso de producción fue diferente para cada una de las piezas. En el caso de "The Sun After Heartbreak", en la que canta McLaren, el DJ creó la base rítmica tocando la guitarra.

"Estaba sentado en mi jardín en Berlín. Mis perros estaban corriendo por ahí y estaba tocando las cuerdas de mi guitarra. Fue algo muy inspirador. Tomé la pista y se convirtió en la base de tambores y bajo. Es lo que llamo momentos creativos mágicos, nunca sabes cómo van a terminar".

A propósito, van Dyk aclaró que aunque toca la guitarra "nunca lo haría en el escenario"; lo hace sólo para componer.

"Evolution" destaca por su arte gráfico y los videos desarrollados en conjunto con Anthony Burns, ambos con un estilo espacial, con astronautas y paisajes siderales. De acuerdo con van Dyk, la música y el arte que acompañan la producción son reflejo de nuestros tiempos.

"La mayor inspiración que tengo en la vida para mi música es la vida en general. Todo lo que veo, todo lo que experimento termina en mi música. Si te fijas en los últimos 20 años la vida ha cambiado drásticamente. Por ejemplo, la música electrónica pasó de ser una pequeña subcultura a la mayor cultura musical en el mundo. También cambió la forma en la que nos comunicamos entre nosotros, (con) Facebook, Twitter, Skype, todas esas cosas nos conectan mucho más por lo que están cambiando nuestras vidas", dijo el músico, cuya entrevista telefónica desde China plasmó claramente su idea.

Relató que en los años que pasaron entre "In Between" (2007) y "Evolution" estuvo ocupado componiendo música para películas y videojuegos, tocando con grandes orquestas, haciendo CDs de remixes, viajando de gira por el mundo y reestructurando su empresa de producción musical.

"Si tengo la oportunidad de trabajar en la banda sonora de 'Batman' con Hans Zimmer lo hago, si puedo tocar con una orquesta clásica lo hago, eso siempre me parece emocionante. Probar cosas nuevas es parte de lo que hago como artista".

Pese a ser una de las figuras mundialmente reconocidas de un género musical relacionado por muchos con los enervantes sintéticos, Van Dyk es un conocido DJ anti-drogas.

A propósito del problema del narcotráfico en México, explicó la razón por la que prefiere mantenerse sobrio.

"Yo no consumo drogas porque llegué a la música electrónica a través de la radio en Alemania del Este y nunca entendí por qué necesitaba drogas para realmente escuchar la música o divertirme", dijo. "En algunos casos, si no es peligroso, creo que está bien para algunas personas sí así lo deciden, aunque no le estoy diciendo a nadie lo que tiene que hacer o no. Pero también existen casos de personas que escapan de la realidad y nos deberíamos preguntar como sociedad por qué la gente quiere drogarse para escapar de la realidad, es nuestra responsabilidad cambiar eso".

Y en el caso específico de México, concluyó: "No puedo decir lo que tienen que hacer, pero el hecho es que confío en las autoridades y confío en el buen corazón del pueblo mexicano para resolver este problema y llegar a un acuerdo entre todos, eso está bien por el futuro del país".

___

En Internet:

http://www.paulvandyk.com/