El actor de comedia Victor Spinetti, quien participó en tres películas de los Beatles y ganó un premio Tony en Broadway, ha muerto, informó su agente el martes. Tenía 82 años.

Spinetti murió el martes por la mañana tras padecer cáncer por varios años, dijo Barry Burnett, amigo y agente del actor.

Spinetti ganó un Tony en 1965 por su papel en "Oh, What a Lovely War" en Broadway, pero se volvió más famoso por su participación en las películas de los Beatles "A Hard Day's Night", "Help" y "Magical Mystery Tour".

En un día de celebración para los Beatles en Londres en 2010, Spinetti dijo que lo incluyeron en el elenco de "A Hard Day's Night" porque George Harrison insistió en ello.

"Dijo: 'Tienes que estar en todas nuestras películas o mi mamá no irá a verlas, porque le encantas''', dijo Spinetti. "Por eso estuve en la cinta".

En otra ocasión contó cómo su relación con los Beatles afectó el estreno de "Oh, What a Lovely War".

"Llegué al escenario y un grupo de chicas estaba gritando en la parte de atrás '¡Viva Victor Spinetti!''', dijo en una entrevista con absoluteelsewhere.net. "Estaban gritando cosas como: '¡Ha tocado a George!'''.

El actor contó que calmó a las gritonas cuando prometió que respondería preguntas sobre los Beatles después de la función.

Spinetti también escribió "The John Lennon Play: In His Own Write" con Adrienne Kenney, basada en los textos de John Lennon. La obra se estrenó en junio de 1968 en Londres.

Vittorio Georgio Andrea Spinetti contaba con más de 30 créditos en películas, incluyendo el papel de Hortensio en "La fierecilla domada" y Mog Edwards en "Bajo el bosque lácteo", ambas protagonizadas por Elizabeth Taylor y Richard Burton. También interpretó a un conserje en "El regreso de la Pantera Rosa"

Spinetti fue coautor del guión y realizó dos voces de "Romeo.Juliet", la cinta de Armando Acosta de 1990 que incluía 108 gatos y al actor John Hurt.

Lo difícil del guión, dijo Spinetti a The Associated Press en una entrevista de 1988, era mezclar cosas como gatos y autos con los versos clásicos de Shakespeare.

"Algunos gatos hablan sobre autos, así que tienes que tratar de poner esto en el guión sin que el público se retuerza en el asiento. Claro que no puedes reescribir algo como la escena en el balcón", dijo.

De momento no se anunciaron los planes para su funeral.