Cerca de un millar de personas formaron hoy con sus cuerpos un dibujo de grandes proporciones de un indígena alzando un brazo hacia el sol con una leyenda que decía "ríos para la vida" en una playa de Río de Janeiro para manifestar su rechazo a las agresiones a la Amazonía.

La iniciativa fue impulsada por la Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil que promueve la importancia de la conservación de los ríos y demanda el uso de energías limpias.

Activistas de distintas partes del mundo acompañados por centenares de indios brasileños realizaron esta acción en la playa de Flamengo, aledaña a la Cumbre de los Pueblos, conferencia alternativa a la cumbre de la ONU sobre Desarrollo Sostenible Río+20 que se celebra desde mañana en la misma ciudad.

Los organizadores explicaron que con este dibujo, solo comprensible desde el aire, querían simbolizar la importancia del conocimiento indígena para el desarrollo sostenible de los países.

El artista John Quigley y un comité de indios brasileños diseñaron la imagen que fue fotografiada desde un helicóptero.

Además de los indígenas brasileños, todo tipo de personas participaron de la acción, como Jessica, una chica de 21 años, llegada desde Sao Paulo que explicó a Efe que hizo parte del dibujo para exigir a los gobernantes que respeten la Amazonía.

La misma organización no gubernamental realizó el pasado viernes una ocupación simbólica de la región amazónica donde se construye la hidroeléctrica de Belo Monte para llamar la atención a la Conferencia Río+20 sobre el daño que la obra causará al medioambiente.