La Organización del Tratado del Atlántico Norte dijo el martes que siete insurgentes que atacaron una base de la coalición encabezada por Estados Unidos en la provincia de Kandahar, fueron eliminados por los guardias.

La coalición indicó que los atacantes quebraron el martes el sistema de seguridad de la base en el distrito de Shah Wali Kot, pero fueron muertos por los guardias al ingresar al complejo.

El portavoz provincial Javid Faisal indicó que los reportes iniciales señalaban que por lo menos un trabajador extranjero había muerto y otros dos extranjeros fueron heridos, pero la versión no fue confirmada.

Un grupo de milicianos atacó el martes un retén policial en el sur de Afganistán, mató a tres policías e hirió a otros seis, informaron las autoridades afganas.

Faisal dijo que los milicianos atacaron el puesto de control en la ciudad de Kandahar aproximadamente a las 6 de la mañana del martes.

Un tiroteo entre la policía y los insurgentes se prolongó por una hora.

En otro ataque en la provincia Kandahar, tres pistoleros que llevaban uniformes de policías afganos mataron el lunes a un soldado de la OTAN.

El comando de la OTAN no reveló el lugar del incidente, pero Salim Ahsas, jefe de la policía afgana en la región meridional, señaló el distrito Zhari.

El ataque del lunes es el vigésimo de ese tipo en este año habiendo acrecentado el nivel de desconfianza entre los miembros de la coalición y sus aliados afganos en momentos en que la OTAN les entrena a fin de entregarle el control de la seguridad a las fuerzas locales.