La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) inició hoy una reunión de dos días sobre política monetaria en momentos de indicadores económicos ambiguos e incertidumbre sobre el impacto de la crisis de deuda en Europa.

El Comité de Mercado Abierto de la Reserva, que dirige la política monetaria estadounidense, concluirá sus deliberaciones mañana, miércoles, y divulgará sus decisiones a las 16:30 GMT.

Posteriormente, la Fed dará a conocer sus nuevas proyecciones de la economía estadounidense y el presidente del banco central, Ben Bernanke, ofrecerá una conferencia de prensa.

La Reserva Federal inició en 2008 una serie de intervenciones monetarias para contener la recesión, y ha mantenido por tres años y medio la tasa de interés de referencia en menos del 0,25%. Esa política continuará, según la Reserva, hasta fin de 2014.

Los mercados aguardan señales de una nueva intervención de la Reserva ante los indicadores que muestran que, si bien la economía de EEUU sigue recuperándose, tres años después de finalizar la recesión más profunda y prolongada que hubo en casi ocho décadas, el ritmo de crecimiento es bajo e insuficiente para aliviar el desempleo.

Al término de su reunión del 25 de abril, la Reserva elevó su proyección del crecimiento económico calculándola para todo 2012 entre un 2,4% y un 2,9%. El cálculo anterior, en enero, proyectaba un crecimiento entre el 2,2% y el 2,7%.

Asimismo en abril la Reserva mejoró sus expectativas sobre el desempleo calculando que en todo este año estará entre el 7,8% y el 8%, comparado con una expectativa del 8,2% al 8,5% formulada en enero.

Pero desde la reunión de abril se ha hecho más claro el impacto de la crisis en Europa, y aunque la mayoría de los analistas no espera un contagio financiero en Estados Unidos, la contracción de la actividad económica al otro lado del Atlántico afecta las exportaciones estadounidenses.