La FIFA anunció hoy que invertirá 20 millones de dólares en diferentes medidas, como la construcción de estadios ecológicos y la compensación de los gases contaminantes emitidos, para garantizar que el Mundial que Brasil organizará en 2014 sea sostenible.

La inversión fue anunciada en un acto en Río de Janeiro en el que la FIFA y el Comité Organizador Local (COL) del Mundial de 2014 presentaron su estrategia de sostenibilidad en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible Río+20, cuya cumbre será inaugurada mañana en esta ciudad brasileña.

"La estrategia de la FIFA y del COL no sólo pretende mitigar los perjuicios, sino también maximizar los beneficios del Mundial 2014", aseguró la FIFA en un comunicado en el que admitió que el evento puede influir significativamente en la sociedad y en el medio ambiente.

El Mundial de Brasil, según el organismo, será el primero que contará con un planteamiento sostenible integral.

De acuerdo con la entidad, la estrategia prevé la construcción de estadios ecológicos, la gestión de los residuos, la cooperación social, la reducción y compensación de las emisiones contaminantes, las energías renovables y la capacidad de desarrollo.

"La FIFA invertirá aproximadamente 20 millones de dólares para poner en marcha las operaciones. Los socios comerciales de la FIFA y las demás partes implicadas también contribuirán a los esfuerzos para garantizar la sostenibilidad", agrega la nota.

El organismo rector del fútbol mundial pretende utilizar como base para su estrategia de sostenibilidad la experiencia que ha adquirido desde 2005 en la organización de otros torneos, las normas internacionales de calidad previstas por el ISO 26000 y la Iniciativa Mundial de Presentación de Informes (GRI, por sus siglas en inglés).

"El objetivo es, en definitiva, organizar un torneo que utilice los recursos de forma que se logre un equilibrio entre aspectos económicos, sociales y medioambientales", aseguró el jefe de Responsabilidad Social Corporativa de la FIFA, Federico Addiechi.

El dirigente agregó: "Aspiramos a que se recuerde el Mundial de 2014 no solo por ser un torneo de fútbol fantástico, sino también por su gran legado social y medioambiental".

Addiechi agregó que, para garantizar la sostenibilidad, es necesario la cooperación de todas las partes interesadas, incluyendo las constructoras y los aficionados.

"El Mundial puede ser un revulsivo incomparable para cambiar las actitudes en favor de un estilo de vida más sostenible. Desde los grandes proyectos de construcción de estadios sostenibles hasta los sueños de los niños desfavorecidos que quieren ver a sus ídolos en el campo... este Mundial ya está cambiando Brasil", afirmó el exmundialista Bebeto, miembro de la junta directiva del COL.

El secretario ejecutivo del Ministerio de Deporte de Brasil, Luis Fernandes, aseguró que los créditos públicos para la construcción de estadios están condicionados a que los escenarios sean sostenibles.