El Gobierno irlandés considera que un cambio en los términos del rescate a Irlanda ayudaría a este país a regresar a los mercados de deuda, afirmó hoy su ministro de Asuntos Exteriores, Eamon Gilmore.

A su llegada hoy a una reunión con el gabinete de Gobierno, Gilmore dijo que Irlanda mantiene de forma continuada negociaciones con la "troika" -Comisión Europea (CE), Fondo Monetario Internacional (FMI) y Banco Central Europeo (BCE)- y otros Estados miembros acerca de la introducción de cambios en las condiciones del préstamo.

No obstante, el político admitió a la vez la dificultad de fijar un calendario para determinar cuánto tiempo llevará dar con un resultado satisfactorio a esa cuestión.

Las declaraciones de Gilmore se producen después de que la televisión pública irlandesa RTE anticipara ayer que la "troika" estudia relajar los términos del préstamo otorgado a Irlanda.

Según ello, este país podría ver ampliado hasta los 30 años el plazo para devolver el préstamo europeo de 85.000 millones de euros que le fue concedido a finales de 2010, un periodo que actualmente es de 15 años.

Por su parte, el ministro de Economía irlandés, Michael Noonan, adelantó hoy que asistirá a los encuentros que el Eurogrupo celebrará los próximos jueves y viernes, cuando podrá conocer, dijo, si hay indicios de que esas nuevas propuestas prosperan.

Según Noonan, su Gobierno no tiene, hasta la fecha, constancia de que se hayan introducido nuevos cambios.

"Hay cinco o seis o siete u ocho grandes ideas por ahora. Hasta la fecha, no tenemos ningún indicio de que ninguna de ellas esté prosperando o sea la opción preferida", afirmó.

Según la RTE, la "troika" se plantea extender el periodo de devolución del crédito al considerar que Irlanda ha cumplido hasta ahora sus objetivos y como parte de un esfuerzo para asegurar la capacidad del país de regresar a los mercados internacionales de deuda.

Esa medida contribuiría a convencer a los mercados sobre la seguridad del bono irlandés y sería una garantía añadida para los inversores privados sobre la capacidad del país para hacer frente a sus compromisos.