Los bomberos progresaban en la lucha contra un incendio que abarcaba 240 kilómetros cuadrados (92 millas cuadradas) en el norte de Colorado y ha destruido más viviendas que cualquier otro en la historia del estado, pero el martes les advirtieron a más residentes que estuvieran listos para evacuar por un fuego localizado que se inició cerca del principal.

Mientras tanto, otro incendio que ardía en unas 100 hectáreas (250 acres) de tierras de propiedad privada al oeste de Craig amenazaba estructuras y provocó un número desconocido de evacuaciones el martes por la noche, dijo David Boyd, portavoz de la Oficina de Administración de Tierras.

El incendio más grande al oeste de Fort Collins estaba contenido en un 55% después que los bomberos trabajaron bajo temperaturas tórridas el lunes para abrir vías cortafuegos alrededor. Se esperaban temperaturas más bajas el miércoles, con posibilidad de tormentas aisladas el jueves.

El fuego ya ha destruido al menos 189 viviendas desde que comenzó a causa de un rayo el 9 de junio. El comandante del incidente, Bill Hahnenberg, dijo que podrían pasar semanas o incluso meses antes de que finalmente lo controlen.

El incendio forestal es uno de varios en el oeste de la nación que han obligado a las personas a huir, entre ellos otro fuego en Colorado que ha obligado a evacuar a las monjas que viven en un monasterio, a niños exploradores en un campamento y a los residentes de unos 150 hogares.

El monasterio de La Protección de la Santísima Virgen fue evacuado como medida de precaución el domingo después de que el incendio comenzó al oeste de Colorado Springs.

Una monja que regresó a alimentar a las gallinas en el remoto monasterio dijo el martes que el fuego estaba a unos dos kilómetros del lugar. Dijo que los elementos sagrados de la capilla, entre ellos un cáliz, además de los papeles del seguro y documentos históricos, fueron retirados el domingo mientras aviones cisterna de los bomberos sobrevolaban la propiedad.

El fuego ha calcinado casi cinco kilómetros cuadrados (dos millas cuadradas). Los jefes de bomberos advirtieron que podría crecer mucho más en un área donde abundan las ramas secas.