La polémica está servida en las finales de la NBA después que el ala-pívot hispano-congoleño Serge Ibaka, de los Thunder de Oklahoma City, dijese en unas declaraciones que LeBron James, de los Heat de Miami, no es un "buen" defensa.

Aunque Ibaka hizo su argumento en el sentido que James no aguanta 48 minutos de juego defensivo intenso sino por espacio de dos o tres minutos, la estrella de los Heat se ha sentido ofendida y la respuesta que le dio fue contundente y nada amigable.

"No me preocupa en absoluto lo que pueda decir. Él es estúpido. Cada uno dice sobre mi lo que quiere en la series, y entonces los medios de comunicación tratan de hacer noticia. Es estúpido", respondió James antes del cuarto partido de la serie final, que se juega la noche del martes en el American Airlines Arena, de Miami.

James e Ibaka fueron incluidos ambos en el Primer Equipo Defensivo del Año y el jugador de los Thunder quedó en segundo lugar en la votación para el Jugador Defensivo del Año, que muchos dijeron fue mejor que el ganador, el pívot Tyson Chandler, de los Knicks de Nueva York.

Ibaka hizo las declaraciones al periódico "Palm Beach Post" y en las mismas defendió a su compañero, el alero Kevin Durant, como mejor en el uno contra uno frente a James.

"LeBron (James) no puede jugar con Kevin Durant un uno contra uno. Ellos están haciendo buena defensa como equipo", declaró Ibaka a la misma fuente periodística.

Además de enfrentarse en las finales de la NBA, James e Ibaka se verán también las caras en los próximos Juegos Olímpicos de Londres con las selecciones de Estados Unidos y España, respectivamente, que llegan como favoritas a la lucha por la medalla de oro después que ambos equipos disputaron también la final en Pekín 2008.

Los Heat han utilizado una rotación en el marcaje a Durant que tiene promedio de 31 puntos por partido y un 57 por ciento de acierto en los tiros de campo.

Pero James se convirtió en el primer defensa, que lo marcó en el cuarto periodo del tercer partido que los Heat ganaron por 91-85 el pasado domingo.

Durant no estuvo inspirado en los últimos doce minutos del partido debido a que acumuló faltas personales y concluyó el partido con una canasta en cinco intentos mientras James lo marcó.

"Como un defensor, trato de hacer las jugadas y de mantener mi cuerpo en frente de un gran jugador", explicó James. "Lo primero de todo es que no juego los 48 minutos y Kevin (Durant) tampoco, por lo que no puedo marcarlo todo ese tiempo".

James, que tiene promedio de 30 puntos y 10 rebotes, reiteró que trata de hacer su mejor trabajo cuando le toca marcar a Durant en la estrategia que tenga el equipo.

"Cuando me encargo de marcarle, trato de pegarme al máximo y hacerle lo más difícil que pueda los tiros a canasta que vaya a intentar", explicó James.

Por su parte, el ala-pívot de los Heat Chris Bosh aclaró que ya no había mal ambiente entre él y Durant, como sucedió el año pasado, sino que todo quedó aclarado en el Partido de las Estrellas que jugaron en Orlando.

Durant, al referirse a Bosh, dijo que "en la liga hay un número de jugadores que son falsos hombres duros y él es uno de ellos".

La reacción de Durant se dio después que ambos intercambiaron palabras en un partido de liga que los Heat disputaron en Oklahoma City.

"Todo quedó superado en el pasado Partido de las Estrellas", comentó hoy Bosh al concluir la sesión de tiros a canasta que realizaron los Heat en el American Airlines de Miami como preparación para el partido de esta noche, el cuarto de la serie que gana su equipo por 2-1 al mejor de siete.