Las autoridades de protección civil alertaron hoy que Guatemala se encuentra bajo la influencia de dos sistemas de baja presión que generan lluvias y actividad eléctrica, aunque no representan ningún riesgo para el país.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) explicó en un comunicado que las condiciones de nublados parciales y totales, lluvias y actividad eléctrica, serán más sensibles en el centro y sur de Guatemala.

Según el Instituto Nacional de Meteorología, el territorio guatemalteco continuará bajo la influencia de los dos sistema de baja presión por al menos otras 24 horas, dijo la fuente.

Advirtió que uno de los sistemas, en el mar Caribe, incrementará las lluvias en el norte y centro de Guatemala si continúa con su trayectoria hacia el oeste.

El otro fenómeno, en el Pacífico, ha causado copiosas lluvias en la costa sur, en el noroeste y oeste de Guatemala, aunque no se registran víctimas.

Según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, este sistema tiene un 60 % de posibilidades de convertirse en una depresión tropical, apuntó

La Conred dijo que ya informaron a las autoridades locales, municipales y departamentales sobre las condiciones del clima debido a que se pueden registrar inundaciones y deslizamientos por la saturación de agua en los suelos.

Según las autoridades, se mantiene una vigilancia permanente sobre 18 ríos en distintas regiones del interior de Guatemala, y sólo se ha comprobado que cuatro de ellos están crecidos.

El Instituto Nacional de Meteorología precisó en su reporte de hoy que los ríos que han aumentado su caudal son el Achiguate (costa sur), el Chixoy, Grazias a Dios y Machaquilá, en el norte de Guatemala.