Una escuela para niñas en Québec dijo que una estudiante fue dejada en un trance durante cuatro horas y otras varias aturdidas después de una demostración de hipnosis.

El Colegio Sacre-Coeur (Sagrado Corazón) de Québec admitió el martes que debió haber tomado con más seriedad la actividad realizada el 7 de junio.

Trece estudiantes más se quejaron de náusea y dolor de cabeza, y el mentor del hipnotizador tuvo que ser llamado para sacar a las chicas de ese estado, dijeron directivos de la escuela.

El director de la institución, Daniel Leveille, señaló que los directivos de la misma no entendieron de pronto que la gente de 14 años o menos es más susceptible a la hipnosis, y agregó que ellos lamentaban no haber buscado la autorización de los padres de las menores de edad.