El secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, encabezará mañana la delegación estadounidense que viajará a Arabia Saudí para ofrecer su pésame a la familia real de ese país por el fallecimiento del príncipe heredero y ministro del Interior, Nayef bin Abdelaziz, informó hoy la Casa Blanca.

El presidente Barack Obama designó a Panetta para encabezar la delegación que viajará a Arabia Saudí tras el solemne funeral de Nayef, el pasado día 17, para ofrecer sus condolencias al rey Abdalá.

Nayef falleció la semana pasada a los 78 años de edad en la ciudad suiza de Ginebra a causa de una enfermedad que no fue revelada.

Su muerte, el pasado día 16, se produjo menos de un año después de ser designado como sucesor del reino en Arabia Saudí, un importante aliado de EE.UU. en Oriente Medio y uno de los principales exportadores de petróleo en el mundo.

El monarca saudí designó hoy mismo al ministro de Defensa, el príncipe Salman, heredero al trono de Arabia Saudí, informó la televisión en el país árabe.

Por decreto real, Salman, nacido en 1935, también fue nombrado viceprimer ministro.

Salman, que se perfilaba como favorito para convertirse en príncipe heredero, es hermanastro del rey Abdalá y pertenece al tronco más ilustre de la familia del fundador del reino, Abdelaziz al Saud (1880-1953).

La delegación encabezada por Panetta incluye al encargado de asuntos antiterroristas de la Casa Blanca, John Brennan, al director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por su sigla en inglés), Robert Mueller, y al embajador de EE.UU. en Arabia Saudí, James B. Smith, entre otros.