La cifra de personas con una riqueza patrimonial superior al millón de dólares creció ligeramente en 2011 aunque su nivel de inversión se estancó e incluso retrocedió debido a la crisis en Europa y la inestabilidad general de los mercados, de acuerdo con un informe hecho público hoy.

El estudio, realizado por la empresa de gestión de patrimonio Capgemini en colaboración con el Banco de Canadá, afirma que el número de individuos que disponen de un millón de dólares o más para invertir se mantuvo en torno a los 11 millones, pero que esa riqueza agregada suceptible de inversión descendió un 1,7 por ciento.

"Tras el robusto crecimiento del 8,3 por ciento en 2010 y del 17 por ciento en 2009, la población de individuos con alto nivel de patrimonio en el mundo creció marginalmente un 0,8 en 2011", afirma el documento.

"La mayor parte de este crecimiento puede atribuirse a individuos situados en el segmento de uno a cinco millones de dólares, que creció un 1,1 por ciento y representa el 90 por ciento de la población mundial de individuos con alto nivel de patrimonio", agrega.

Según el informe, la razón principal para este estancamiento fue la crisis en la Eurozona que "generó especial nerviosismo pues aumentó la volatilidad de los mercados y contribuyó al lento crecimiento de la economía mundial".

"Al analizar las condiciones económicas y de mercado del año 2011 se observa que los motivos fueron muchos, pero indudablemente la incertidumbre en torno a la continua crisis de deuda en la eurozona fue un factor crítico", argumentó.

"La incertidumbre económica y de los mercados llevaron a muchos inversionistas a mantenerse al margen, o cuando menos a inclinarse por inversiones de menor riesgo, como los títulos del Tesoro de EEUU, que son habitualmente buscados por su capacidad de preservación del capital", añadió.

Por regiones, la mayor parte de estos ricos siguió concentrándose en Estados Unidos, Alemania y Japón, que congregan el 53 por ciento del total, con China en cuarto lugar a mucha distancia.

El mayor crecimiento de "inversores millonarios" se detectó, no obstante, en América Latina con un 5,4 por ciento, aunque también fue la más afectada por el descenso en la capacidad de inversión, con una caída de tres puntos.

"Al decaer la demanda de muchas materias primas en 2011, la riqueza de los individuos con alto nivel de patrimonio en América Latina se vio afectada y declinó 2.9%, con 7.100 millones de dólares", argumenta el informe.

Por países, Brasil fue el que experimentó un mayor crecimiento en número de millonarios entre los doce primeros estados de la lista, con un 6,2 por ciento, aunque se quedó en la misma posición -la décimo primera- que tenía en 2011.

Igualmente se produjo un importante número de millonarios en África y la denominada región de Asia Pacífico, pese al descenso que se produjo en la India, país que desapareció de la lista mundial de 12 tras ser superado por Corea del Sur.

Con un aumento del 1,6 por ciento, Extremo Oriente superó por primera vez a Estados Unidos en la cabeza de los millonarios, aunque no en la de la llamada riqueza susceptible de inversión.

Igualmente se constató un incremento en Oriente Medio, donde tanto el número de ricos como el caudal a invertir crecieron un 2,7 por ciento y un 0,7 por ciento respectivamente.

"La crisis de la eurozona también se sintió en la región de Asia Pacífico. El debilitamiento de las economías desarrolladas de Europa redujo la demanda de bienes provenientes de Asia Pacífico y provocó una desaceleración del crecimiento económico en esa región", afirma el informe.

En Europa, esa misma crisis de la eurozona no afectó a la tendencia al alza del número de ricos habida en los dos últimos años -creció un 1,1 por ciento-, gracias sobre todo al ingreso de individuos con alto nivel de patrimonio en mercados clave como Rusia, Suiza y los Países Bajos.

Sí tuvo un impacto negativo, no obstante, en la inversión, que decreció en el mismo porcentaje debido, sobre todo, a la cautela de los inversores sobre la capacidad de deuda de los estados, lo que les llevó a buscar opciones más seguras en otras zonas.

En este contexto, el estudio concluye que "la incertidumbre seguramente seguirá predominando en el los mercados y las economías del mundo a corto plazo", lo que llevará a estos millonarios a optar por lo que denomina como "inversiones emocionales".

"Las inversiones emocionales, que comprenden inversiones en arte, joyas y artículos de colección, atrajeron interés como inversiones alternativas en 2011, en especial entre los individuos con alto nivel de patrimonio de mercados emergentes", afirma.

"Si bien este tipo de inversiones no constituye en sentido estricto una alternativa a los activos financieros, la crisis económica y financiera mundial ha conducido sin dudas a muchos individuos a ver estas tenencias como un componente importante de sus estrategias generales de inversión", concluye.