El escolta estrella de los Heat de Miami Dwyane Wade, que estos días juega las finales de la NBA contra los Thunder de Oklahoma City, tendrá que hacer frente de nuevo al problema familiar de la custodia de sus hijos, después de un último incidente ocurrido el pasado fin de semana.

Según el abogado de Wade, James Pritikin, el jugador ha solicitado a un juez de Chicago que suspenda el derecho de su exesposa, Siohvaughn Funches-Wade, de ver a sus dos hijos.

El argumento presentado por Wade en su solicitud legal es que el pasado fin de semana la madre se retrasó en entregar a los niños, tras protagonizar un incidente en su domicilio que acabó con la detención de la mujer.

Pritikin interpuso hoy una moción de emergencia para solicitar el retiro del derecho de la madre a ver a sus dos hijos, sobre los que Wade tiene la custodia.

Una audiencia fue programada para el próximo 26 de junio, que sería la fecha del séptimo partido de las finales, en caso de que los Heat y los Thunder hiciesen necesaria la disputa del mismo para definir al nuevo campeón de la NBA.

Varias fuentes periodísticas locales confirmaron que los hijos han estado con Wade desde las seis de la mañana del pasado domingo y que pudieron disfrutar con el jugador de los Heat del Día del Padre.

Wade jugó luego por la noche y no parece que el incidente afectara en absoluto a su rendimiento en el campo, ya que consiguió 25 puntos, siete rebotes y siete asistencias, que ayudaron a que los Heat ganasen por 91-85 y se pusiesen con la ventaja de 2-1 en la serie al mejor de siete.

Siohvaughn Funches-Wade fue acusada con dos cargos de intento de secuestro infantil, dos delitos de visita ilegal y uno por resistirse al arresto, según la información oficial ofrecida por el Departamento de Policía del Condado de Cook, en el área de Chicago.

También en la misma información oficial se señala que otra mujer que se encontraba en la casa de la exesposa de Wade en el momento del incidente, Nadgee Alarcón, fue acusada con un cargo por resistencia al arresto.

Según la ley del estado de Illinois, todos los cargos son delitos menores.

Funches-Wade pagó el lunes una multa de 10.000 dólares para salir en libertad y tendrá que presentarse de nuevo ante el juez el próximo agosto para hacer frente a los cargos que se le imputan.

Wade se divorció de su esposa en 2010 y después de otra batalla legal, el escolta estrella de los Heat recibió la custodia de los niños en marzo de 2011.

La apelación de Funches-Wade fue desestimada el pasado diciembre y la pareja debe volver ante un juzgado el próximo mes de septiembre en un intento de completar los términos financieros del divorcio.