Las diferencias entre Argentina y Gran Bretaña por las islas Malvinas llegó hasta la cumbre del G20, donde hubo un desencuentro entre la presidenta Cristina Fernández y el primer ministro David Cameron.

El canciller argentino Héctor Timerman dijo a la prensa que el primer ministro británico se acercó el martes a la presidenta argentina y tras un intercambio de opiniones sobre el apoyo argentino a un banco europeo, Cameron la interrumpió y le exigió respetar el referéndum que tendrán los isleños de las Malvinas en 2013.

Informó que en respuesta, Fernández le dijo a Cameron que le quería entregar un sobre con todas las resoluciones que ha tomado la ONU y su comité de descolonización sobre la cuestión Malvinas.

"El ministro le contestó que no iba a hablar sobre soberanía, a lo que la jefa de Estado le respondió que ella tampoco pretendía hablar sobre soberanía y que sólo quería dialogar, tal cual lo ordenan las resoluciones de las Naciones Unidas y que le quería entregar esas resoluciones en la mano, por si no las había visto", refirió el canciller argentino.

Aseguró que "el ministro se negó a recibir el sobre, dio media vuelta y se retiró sin saludarla".

El balneario turístico mexicano de Los Cabos, en el noroeste de México, es escenario de la cumbre de líderes del G20, cuyo tema central ha sido la crisis en Europa.

Argentina sostiene que Gran Bretaña ha ocupado ilegalmente las islas desde 1833, mientras que los británicos dice que el país sudamericano hace caso omiso a los deseos de los 3.000 residentes que han manifestado su intención de seguir siendo parte del Reino Unido.

El gobierno local de las Malvinas, conocido como Asamblea Legislativa, anunció el martes el referéndum que los isleños celebrarán a principios de 2013.

Las Naciones Unidas ha llamado a los dos países a sentarse a dialogar, aunque Argentina sostiene que Gran Bretaña no parece dispuesta a ello.

"Estamos listos para dialogar, estamos esperando que venga el primer ministro David Cameron y acepte dialogar, como el secretario general Ban Ki-moon le ha pedido que lo haga", dijo Timerman. "El Reino Unido se está negando a dialogar con la Argentina"

En 1982 hubo una guerra entre los dos países.

Interrogado por un periodista inglés sobre la guerra, el canciller interrumpió y dijo que él hablaba de una guerra, pero la Argentina de una "invasión británica" hace 180 años.

"El Reino Unido invadió cuatro veces la República Argentina, porque los que son colonialistas y famosos en el mundo por ser colonialistas son el Reino Unido, no la Argentina", añadió Timerman.