Los abogados defensores en el juicio de abuso sexual a menores contra Jerry Sandusky insinuaron el martes durante un interrogatorio que los investigadores compartieron información entre los acusadores, plantando las semillas de las supuestas víctimas involucradas en los cargos de abuso.

Asimismo, la defensa convocó a más testigos que alabaron la reputación del entrenador asistente de fútbol americano de la Universidad de Penn State al decir que era un ciudadano sobresaliente.

Sin embargo, el abogado defensor Joe Amendola hizo filosas preguntas a dos investigadores de la policía estatal que entrevistaron a las supuestas víctimas.

Amendola cuestionó a los investigadores respecto a detalles que compartieron durante esas entrevistas, en particular con un acusado conocido en los documentos de la corte como la Víctima 4.

Amendola preguntó al cabo retirado Joseph Leiter si los investigadores le dijeron a los entrevistados respecto de otros que habían hecho acusaciones.

"En algunas de las entrevistas ... sí les dijimos", confesó.

Al preguntarle el motivo, Leiter dijo que era para que las posibles víctimas supieran que no estaban solas.

"Cada uno de estos acusadores estaba muy, muy seriamente herido, y muy preocupado y le dijimos — sobre todo antes de presentarlos ante el jurado de investigación — que ellos no estarían solos, que había otros", dijo Leiter.

Leiter dijo que entre lo que mencionó no se incluyeron relatos individuales de los abusos, como actos sexuales específicos.

"Nunca les dijimos lo que otros nos habían dicho", agregó.

Sin embargo, Amendola luego le leyó a Leiter fragmentos de la transcripción de una entrevista en la que el investigador le dijo al acusante que se habían reportado abusos que habían llegado hasta el sexo oral y la violación.

La Víctima 4, ahora de 28 años, testificó la semana pasada que Sandusky había abusado sexualmente de él en las duchas del vestuario y en hoteles durante cinco años al tiempo que intentaba mantener su silencio mediante regalos y viajes a campeonatos de fútbol.