Los mercados mundiales estaban invariables el martes a medida que el alivio por los resultados de las elecciones en Grecia se evapora y surge la preocupación de que la crisis financiera en los 17 países de la zona euro está lejos de terminar.

Una estrecha victoria de los conservadores griegos, que están a favor de mantener el programa de austeridad que adoptó el país a cambio de un rescate financiero internacional, inicialmente calmó los temores de una caótica salida de Grecia de la zona euro.

Pero la atención volvió a centrarse en España, cuyos bonos de deuda superaron el 7%, nivel que obligó a Grecia, Irlanda y Portugal a buscar ayuda internacional.

Las acciones europeas lograron limitadas ganancias al iniciar sus operaciones. El índice británico FTSE 100 subía 0,7% a 5.529,29 mientras que el DAX de Alemania aumentaban 0,3% a 6.268,27. El CAC-40 de Francia perdía 0,1% a 3.062,22.

Los contratos a término estaban casi invariables, dejando entrever una apertura intrascendente en Wall Street. Los contratos a término del índice industrial Dow Jones subían menos del 0,1% a 12.695 mientras que el contrato a término del S&P 500 subía marginalmente a 1.341,50.

La tasa refleja lo que los inversionistas están dispuestos a aceptar cuando un país subasta sus bonos. Además, es una señal de que los inversionistas están cada vez más preocupados de que el país pasará problemas para salvar a sus quebrados bancos.

Las bolsas de Asia estuvieron lentos. En Japón, el índice Nikkei 225 bajó 0,8% al cierre de 8.655,87 puntos. El Hang Seng de Hong Kong bajó ligeramente a 19.416,67 y el australiano S&P/ASX 500 perdió 0,3% a 4.123,30. El surcoreano Kospi bajó 0,3% a 1.886.96 puntos.

Las bolsas en China y Taiwan bajaron. Pero los índices de la India, Singapur e Indonesia subieron.

Los inversionistas parecen hartos por la incapacidad de los gobiernos de resolver una crisis que ha plagado a los mercados desde hace más de tres años. Los líderes del Grupo de los 20, una agrupación de las principales potencias mundiales, están sosteniendo una cumbre en México para discutir la crisis y la aletargada economía global.

El petróleo de referencia para entrega en julio bajó 72 centavos a 82,55 dólares el barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York.

En los mercados cambiarios, el euro subió a 1,2605 dólares desde 1,2580. Mientras, el dólar bajó ante el yen japonés a 78,89 yenes desde 79,13 unidades.