Un total de 14.727 personas siguen evacuadas de sus casas y duermen en los centros puestos a disposición por la Protección Civil italiana tras los terremotos del 20 y 29 de mayo que afectaron sobre todo a Emilia Romagna (note de Italia), pero también a otras regiones de la misma zona del país.

Estas son las cifras oficiales que comunicó hoy la Protección Civil, que explicó que para dar cobijo a estar personas se han instalado 39 campos de acogida, entre estructuras cubiertas (gimnasios, escuelas o cuarteles), así como tiendas de campaña y plazas hoteleras.

Los dos grandes terremotos, que causaron 26 víctimas y centenares de heridos, han dejado sin hogar a 13.928 personas en Emilia Romagna, de las que 9.931 duermen en tiendas de campaña, 1.119 en estructuras cubiertas y 2.878 en hoteles.

Pero los temblores también afectaron a la región de Lombardía, cuya capital es Milán, donde se asiste a 784 personas, de las que 670 han tenido que trasladarse a las tiendas de campaña de la provincia de Mantua.

En la región del Veneto, 15 personas viven aún en una estructura cubierta en la localidad de Rovigo al no poder volver a sus casas.

Aunque desde hace varios días no se repiten los temblores, muchas personas temen volver a sus casas, mientras que otros todavía no han recibido la clasificación de idoneidad de sus viviendas.

Según la Protección civil, hasta ahora se han inspeccionado 10.528 edificios, entre privados y públicos, de los que 3.598 han sido consideradas idóneos, mientras que en el resto se tendrá que realizar obras.

La Protección Civil italiana ha destinado a 5.253 personas para ocuparse de esta emergencia.