El alivio inicial que mostraron los líderes mundiales luego que los griegos eligieron a un gobierno a favor del rescate financiero del país se evaporó el lunes, ante la severidad de los problemas económicos de Europa.

Los mercados accionarios y los precios del petróleo descendieron. La tasa de los bonos españoles se elevó por encima de niveles en los que Grecia y otros dos países europeos se vieron obligados a solicitar rescates externos.

Los jefes de Estado iniciaron reuniones bilaterales antes de la cumbre del G20. El tema central de dichas conversaciones fue la crisis en Grecia, España, Italia y otras economías europeas.

Probablemente un rescate al gobierno español sería demasiado caro como para que alcancen los fondos de la eurozona destinados a emergencias financieras.

La economía de 1,1 billones de euros (1,39 billones de dólares) de España es mayor que las de Grecia, Irlanda y Portugal juntas.

"Es simplemente el resultado de que el mercado refleja de nuevo la percepción de que aún no ha surgido una solución de amplio alcance encaminada a contener la crisis financiera en Europa y que aún hay mucho trabajo por hacer para que los inversionistas vuelvan a tener confianza", dijo Ishaq Siddiqi, estratega de mercado en ETX Capital.

Tanto el presidente estadounidense Barack Obama como su colega mexicano Felipe Calderón minimizaron las posibilidades de que se obtengan resultados concretos en la cumbre.

Obama se reunía el lunes con el presidente ruso Vladimir Putin y la canciller alemana Angela Merkel, cuyo país desempeña un papel crucial en organizar una solución a la crisis deudora de Europa.

Calderón intentó dar un mensaje más optimista el fin de semana, al comentar que espera que el G20 genere donativos récord al Fondo Monetario Internacional por encima de las promesas de los estados miembros de dar 430.000 millones de dólares este año, con lo que fortalecería su capacidad de efectuar más rescates financieros en Europa.

___

El periodista de The Associated Press E. Eduardo Castillo contribuyó con este despacho.