Cientos de simpatizantes del movimiento islamista palestino Hamás celebraron hoy en Gaza la supuesta victoria del candidato de los Hermanos Musulmanes a la presidencia egipcia Mohamed Mursi, quien este lunes se atribuyó un triunfo que es rebatido por su rival y no ha sido confirmado oficialmente.

Poco después de que el aspirante del Partido Libertad y Justicia (PLJ) egipcio, afín a la Hermandad, se declarase esta mañana vencedor, con un 52,5% de los votos, los líderes de Hamás comenzaron a exhortar a sus simpatizantes a congregarse a través de los altavoces de las mezquitas.

Hamás, que controla Gaza desde 2007, también reprodujo por los mismos altavoces el himno de los Hermanos Musulmanes, mientras cientos de personas en camiones y coches hacían sonar sus bocinas y encendían intermitentemente las luces delanteras del vehículo para festejar el anuncio de victoria, según testigos.

Los vehículos, decorados con banderas egipcias y enseñas verdes de Hamás, se dirigieron hasta la casa del jefe del Gobierno en Gaza y líder local del movimiento islamista, Ismail Haniye.

Analistas palestinos han mostrado recientemente preocupación por la posibilidad de que una doble victoria de los Hermanos Musulmanes, tanto en el Parlamento como en la Presidencia de Egipto, frene aún más el proceso de reconciliación palestina.

Los expertos argumentan que el movimiento islamista palestino, afín ideológicamente a la cofradía egipcia, puede sentirse suficientemente arropado por un importante actor en Oriente Medio como para prescindir de la otra gran facción palestina, la nacionalista Al-Fatah.