Un votante demócrata defendió hoy ante un juez de Florida que el mandatario estadounidense, Barack Obama, no es un "ciudadano por nacimiento" de este país y por lo tanto no cumple con ese requisito para ser candidato a la Presidencia.

El requisito constitucional para ser candidato presidencial es que éste sea "ciudadano por nacimiento", es decir, debe haber nacido no sólo en territorio estadounidense sino también ser hijo de padres estadounidenses, "en plural, no singular", argumentó el abogado Larry Klayman.

Klayman cuestionó así, en nombre de su cliente, el votante demócrata registrado Michael Voeltz, la legalidad de la candidatura de Obama para ocupar la Presidencia del país, un punto, dijo, en el que "la Constitución es clara" y por el que se intenta "eliminar cualquier influencia exterior".

Durante una audiencia que fue retransmitida en directo por el canal de televisión WND, el letrado aseguró en un tribunal de Tallahassee (la capital de Florida) que las "bases para la elegibilidad" de Obama se incumplen y originan una "situación inusual" en este país.

Klayman se refirió al "marco" establecido por los padres fundadores de Estados Unidos, tras lo cual fue interpelado por el juez encargado del caso, Terry Lewis, sobre la definición del concepto "ciudadano por nacimiento" y de algunos posibles supuestos derivados de su interpretación.

En ese sentido, el magistrado, que deberá decidir si continúa con la tramitación de la demanda interpuesta por Voeltz o la desestima, preguntó al abogado qué pasaría si por ejemplo el padre del candidato hubiera muerto cuando la madre estaba aún embarazada o si la fecundación se produjo por inseminación artificial.

El letrado insistió en que el citado concepto de "natural born citizen" (ciudadano por nacimiento) es claro en sus requisitos: "nacido en territorio estadounidense de padres ciudadanos estadounidenses".

Obama nació en Hawai fruto de la relación entre Stanley Ann Dunham, de nacionalidad estadounidense, y Barack Obama, un estudiante keniano.

El inquilino de la Casa Blanca divulgó en abril de 2011 su partida completa de nacimiento para acabar de una vez por todas, dijo, con "tonterías" y rumores sobre la veracidad del acta, en la que consta que nació en Honolulu, Hawai, el 4 de agosto de 1961.

Voeltz asegura en su demanda que, aún cuando la partida de nacimiento fuera auténtica, Obama sigue sin ser un "ciudadano por nacimiento" porque su padre "nació en la colonia británica de Kenia el 18 de junio de 1936" y "nunca fue un residente legal" en Estados Unidos, donde únicamente tuvo un visado de estudiante.

La defensa de Obama y del Departamento de Estado de Florida pidió al juez Lewis que desestimara el caso y destacó el cumplimiento con todas las disposiciones de los estatutos para la presencia del mandatario en las papeletas de votación de Florida en las elecciones generales de noviembre próximo.

Explicó que no existen contradicciones entre las elecciones generales y la candidatura de Obama en Florida, donde el Partido Demócrata eligió al actual mandatario como único candidato y "fue sometido a consideración".

Cualquiera que sea el fallo del juez Lewis, el mismo cuyas decisiones fueron clave en los resultados de las elecciones presidenciales en 2000, éste será apelado por las partes, según Klayman.

"Cualquier decisión que usted tome va a ser apelada y quizá la apelación vaya al Tribunal Supremo", apuntó el letrado, quien sostuvo que Florida es "el estado más importante de Estados Unidos cuando llegan las elecciones".

En ese sentido, advirtió que Obama "puede tener todos los derechos menos el de ser presidente de Estados Unidos".