España cerró la primera fase del Grupo C en el primer puesto de la clasificación, con momentos de mucho sufrimiento ante una competitiva Croacia (1-0), a la que sólo fue capaz de vencer en los instantes finales, con un gol salvador de Jesús Navas, en una jornada que también le dio el pase a cuartos a Italia.

No funcionó España, ahogada primero por la intensidad y la agresividad defensiva de su oponente y superada después por la ambición del conjunto balcánico, frenado por la figura de Iker Casillas, sin duda el mejor de la 'Roja' en el partido de esta noche, con una parada espectacular a un cabezazo de Ivan Rakitic.

El equipo dirigido por Vicente del Bosque ya espera rival, al igual que Italia, en cuartos de final. Francia, Ucrania e Inglaterra, dependiendo de los resultados de mañana en la última jornada del grupo D, son las posibilidades. España jugará el sábado en Donetsk y la 'Azzurra' lo hará el domingo en Varsovia.

Italia cumplió su misión en Poznan contra Irlanda. Tuvo dudas al inicio del encuentro, cuando su oponente, ya eliminado desde el pasado jueves, amenazó el 0-0. A los diez segundos ya había contado una ocasión y mediado el primer tiempo tuvo el 0-1 ante la salida de Gianluigi Buffon, salvador en un uno contra uno con Aiden McGeady.

También dispuso la 'azzurra' de sus oportunidades. Primero, Antonio Di Natale, que dejó en el banquillo a Mario Balotelli, acarició el 1-0, y Antonio Cassano, después, lo consiguió en el minuto 35 para dar ventaja a su equipo y poner nerviosa a Croacia, que por ese momento empataba sin goles con España en Gdansk.

Ya no le valía al equipo balcánico, con un plan ultra-defensivo desde el primer minuto. A España le perteneció la pelota. No la usó con tanta profundidad ni claridad como suele hacerlo en cualquier encuentro contra la agresividad e intensidad del conjunto croata, atrincherado en su centro del campo, sin dar metros a su oponente.

Andrés Iniesta, Fernando Torres, titular de nuevo en un once idéntico al del pasado jueves contra Irlanda, o Sergio Ramos probaron a Stipe Pletikosa en el primer tiempo, en el que Croacia apenas apareció por la meta de Iker Casillas. Sólo tiró una vez, por medio de Danijel Pranjic. Al descanso, Italia y España clasificadas.

Por delante, 45 minutos. Todo un mundo para definir los dos billetes para la siguiente ronda. Sin cambios en Poznan, donde Italia mantuvo su dominio y sentenció con el 2-0 de Mario Balotelli, todo quedó a expensas del Croacia-España, un duelo que aumentó su voltaje y emoción en la reanudación. El pase estaba en juego.

España, por ese momento segunda de grupo con el 1-0 de Italia y su 0-0 frente a Croacia, necesitaba un gol o la victoria para ser primera. Y su rival estaba fuera de la competición en el comienzo de la segunda parte con esos resultados. Dio entonces un paso adelante el equipo de Slaven Bilic. La 'Roja' encontró más huecos en ataque.

Croacia creció, con Luka Modric al mando y con una ocasión de Iván Rakitic salvada por un insuperable Iker Casillas, y España dudó y sufrió, ya sin tanta comodidad defensiva ni tanta posesión de pelota, en un duelo en el que entraron Jesús Navas, primero, y Cesc Fábregas, después, por Fernando Torres y David Silva.

Un balón por encima de la defensa, ya en el minuto 87, alivió a España, porque lo recogió Andrés Iniesta y porque vio la entrada a su lado de Jesús Navas para marcar a puerta vacía. Un gol que vale la primera posición de España y la clasificación de Italia como segunda del cuarteto.

Iñaki Dufour