La victoria de los conservadores griegos en las elecciones de ayer hizo caer hoy a primera hora la prima de riesgo española hasta los 533 puntos básicos, después de que el viernes terminara la sesión con un nuevo máximo, en 543,7 puntos.

Así, la rentabilidad del bono español a diez años cayó al 6,85 %, desde el 6,87 % del viernes, aún cerca del 7 % que se considera crítico, en tanto que el "bund" alemán comenzaba el día con un rendimiento del 1,52 %, más bajo que el 1,54 % que marcó su cierre semanal.

La victoria del partido conservador Nueva Democracia en las elecciones griegas se interpreta como una apuesta por permanecer en el euro, al mismo tiempo que tranquiliza al Eurogrupo y a la UE, que ya expresaron su deseo de que se forme "rápidamente" un gobierno.

Antonis Samarás, del partido conservador Nueva Democracia (ND), se alzó con la victoria y, aunque no logró la mayoría absoluta, podrá formar gobierno con el socialista Pasok pues ambos suman más de los 151 escaños requeridos en un parlamento de 300 diputados.

La prima de riesgo griega mejoraba hasta los 2.532 puntos, desde los 2.569 del viernes, tras este resultado.

Mientras tanto, hoy comienza la cumbre del G-20 en Los Cabos (México), una reunión que podría ser crucial para el futuro de la economía global.

La prima de riesgo italiana también se suavizó a primera hora y cayó a 434,7 puntos tras cerrar en 449 el viernes, contagiada por el alivio en España.

También mejoraba el riesgo país irlandés, hasta los 586 puntos, desde los 595 anteriores; en tanto que el portugués subía a 929 puntos, desde los 909 puntos del viernes.