La "troika" formada por la Comisión Europea (CE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE) estudia relajar los términos del préstamo otorgado a Irlanda, avanzó hoy la televisión pública irlandesa RTE.

Irlanda podría ver ampliado hasta los 30 años el plazo para devolver el préstamo europeo de 85.000 millones de euros que le fue concedido a finales de 2010, un periodo que actualmente es de 15 años.

La "troika" se plantea extender el periodo de devolución del crédito al considerar que Irlanda ha cumplido hasta ahora sus objetivos y como parte de un esfuerzo para asegurar la capacidad del país de regresar a los mercados internacionales de deuda, prevista para mediados de 2013.

La medida contribuiría a convencer a los mercados sobre la seguridad del bono irlandés y sería una garantía añadida para los inversores privados sobre la capacidad del país para hacer frente a sus compromisos, según la RTE.

Irlanda ratificó el pasado 31 de mayo en referéndum, con un 60,3 por ciento de los votantes a favor, el pacto europeo de estabilidad, un texto que prevé imponer estrictas reglas presupuestarias a lo países de la Unión Europea (UE).

Según el primer ministro de Irlanda, Enda Kenny, el resultado de la votación fue un paso adelante para asegurar la solidez del sistema europeo e irlandés.

El FMI, por su parte, aprobó el pasado miércoles el desembolso de 1.400 millones de euros para Dublín, como parte del sexto tramo de ayuda concedido al país y subrayó que la aplicación de las políticas de reforma en Irlanda "ha continuado firme".