La Cumbre de la Tierra de 1992 conectó medio ambiente con desarrollo, pero la Río+20, que se celebra esta semana puede distanciarlos, advirtió hoy la organización no gubernamental de lucha contra la pobreza Oxfam.

"La Cumbre de Río+20 será un fracaso en caso de que sean aceptadas las propuestas actuales, que pueden profundizar más la división entre los esfuerzos medioambientales y los del desarrollo", señaló Oxfam en un comunicado.

La arquitectura política para el desarrollo sostenible es uno de los ejes de la Río+20, cuya cumbre de jefes de Estado y de Gobierno se celebrará del miércoles al viernes de esta semana.

El desarrollo sostenible y la economía verde están en el centro de las negociaciones del documento final que las delegaciones de 180 países esperan terminar a tiempo para someterlo luego a aprobación de los mandatarios.

Según Oxfam, la ONU ya comenzó las deliberaciones para diseñar una estructura mundial para el desarrollo sostenible a partir de 2015, último año de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, y en la Río+20 se crearía otro formato, con lo cual se solaparían los objetivos.

"Hemos estado siguiendo de cerca las negociaciones dentro de la ONU y dentro de los gobiernos y vemos que no hay entre ellos claridad acerca de adónde quieren llegar con estas propuestas", dijo a Efe el portavoz de Oxfam en la Río+20, Antonio Hill.

Según Hill, la iniciativa para el desarrollo sostenible que se debate en la Río+20 se centra en el medio ambiente lo que, a su juicio, no dará las soluciones que el mundo necesita con urgencia "para acabar con la pobreza y las desigualdades y al mismo tiempo proteger el planeta".

La ONG considera que esas acciones "están intrínsecamente ligadas y no pueden ser tratadas separadamente".

"Las propuestas de la Río+20 evidencian que no quieren juntar las acciones contra la pobreza y por el medio ambiente", dijo Hill, quien considera que detrás de todo están las ambiciones políticas que no permiten juntar los esfuerzos de instituciones para que no se les reduzca la máquina burocrática.