El líder conservador Antonis Samaras, ganador de las elecciones de Grecia, dijo que se siente optimista de lograr una coalición después que el presidente le dio el encargo de formar un nuevo gobierno.

Samaras, que ganó las elecciones del domingo, dijo que se reunirá en la tarde del lunes con los líderes de todos los partidos "que creen en la orientación europea de Grecia y en el euro".

El ganador habló después de una reunión que sostuvo con el presidente Karolos Papoulias.

Con 129 de los 300 escaños del parlamento, el partido Nueva Democracia de Samaras carece de suficientes legisladores para gobernar en solitario, y debe buscar aliados entre los socialistas, un grupo político que contó con menor respaldo y está a favor del rescate financiero internacional.

Los conservadores han prometido respetar los compromisos de austeridad que Grecia contrajo para asegurar su vital rescate internacional.

Syriza, que ha descartado cooperar con Samaras, hizo campaña bajo la promesa de incumplir el compromiso de reformas y mayor austeridad, sin el cual se detendría el flujo de préstamos de rescate.

Grecia realizó una segunda elección general unas semanas después de la efectuada el 6 de mayo, la cual no logró erigir un gobierno. La votación era vista como crucial, ya que podría determinar si Grecia abandonaría la unión monetaria europea, lo que tendría consecuencias potencialmente catastróficas para la economía mundial.