La líder del principal partido de extrema derecha de Francia exigió el lunes un recuento después de su estrecha derrota frente a un socialista en el norte de Francia en la competencia por un escaño como parte de las elecciones legislativas en todo el país.

Marine Le Pen dijo el lunes a la radio France-Info que su Frente Nacional, un partido que está en contra de la inmigración, apelará ante el Consejo Constitucional de Francia después de que los resultados mostraron que perdió frente al socialista Philippe Kemel por 118 votos, de un total de más de 55.000 emitidos la víspera.

El resultado en la región de Pas-de-Calais, en el norte de Francia, se produjo en una jornada en que los votantes franceses llevaron a los socialistas del presidente François Hollande y sus estrechos aliados a controlar la Asamblea Nacional de 577 escaños en la votación del domingo. El Frente Nacional obtuvo dos escaños — su mejor resultado en la Asamblea desde finales de la década de 1980.