Francia se jugará el martes su pase a los cuartos de final de la Eurocopa ante Suecia. Inglaterra lo hará ante todo un país, Ucrania.

Los ingleses se las verán con el dueño de casa, que avanzará si triunfa en un Grupo D en el que Francia e Inglaterra suman cuatro puntos, Ucrania tres y Suecia ninguno.

Decenas de millones de ucranianos estarán pendientes del partido en la ciudad industrial de Donetsk. Una victoria inflaría el orgullo de una nación que luchó mucho por ser sede del torneo, conjuntamente con Polonia, que ya fue eliminada en la primera ronda.

"Es el partido más importante en la historia de Ucrania", afirmó el delantero local Andriy Voronin. "Es nuestra última oportunidad de pasar a los cuartos de final. Haremos lo que sea para avanzar. Este es un partido muy importante no solo para nosotros, sino para todo el país".

El viceprimer ministro Boris Kolesnikov pidió a sus conciudadanos que vistan la nación de amarillo y azul en una muestra de "apoyo a su selección nacional y para poner presión a su rival".

"No hay otra receta. Todas las ventanas deben tener la bandera ucraniana", afirmó.

Realísticamente, sin embargo, las perspectivas de Ucrania no son buenas. El equipo venció 2-1 a Suecia en su debut, pero cayó 2-0 ante Francia seguidamente.

Inglaterra, en cambio viene de doblegar 3-2 a Suecia luego de empatar con los franceses en la primera fecha y avanzará con un empate. Incluso podría seguir en carrera perdiendo, si Suecia, ya eliminada, le gana a Francia.

"Va a haber tremendo ambiente. Habrá que lidiar con eso", expresó el delantero inglés Wayne Rooney, quien reaparecerá tras cumplir una suspensión que lo tuvo alejado de los dos primeros encuentros.

Ucrania, en cambio, tal vez no pueda contar con su capitán y carta de gol, Andriy Shevchenko, en duda por una lesión.

Rooney opina que Inglaterra debe cuidarse mucho también de Andriy Yarmolenko y Yevhen Konoplianka.

"Sus principales amenazas son Shevchenko y los dos que atacan por las puntas", manifestó.

Rooney probablemente tenga a su lado en el ataque a su compañero en Manchester United Danny Welbeck, autor de un espectacular gol de taco ante Suecia.

Si Francia logra por lo menos un empate avanzará a los cuartos de final de un torneo grande por primera vez desde la Copa Mundial del 2006.

Los franceses están casi clasificados --les basta un empate y también perdiendo podrían avanzar--, pero tienen el incentivo de terminar primeros para evitar un choque con España en la siguiente ronda.

El segundo del Grupo D enfrentará al primero del C, que se espera sea España.

"Sería bueno evitar a España", comentó el volante francés Yohan Cabaye. "Haremos lo posible por ganarle a Suecia y terminar primeros".

El defensor Gael Clichy dijo que el hecho de que Suecia esté eliminada puede complicarle las cosas a los franceses. "No tendrán presiones y los jugadores siempre quieren ganar cuando juegan por su país".

"Jugaremos por el honor. Queremos llevarnos algunos puntos", afirmó el delantero sueco Zlatan Ibrahimovic. Los suecos perdieron ajustadamente sus dos encuentros.

El partido tendrá un sabor especial para los suecos porque esta será la despedida de la selección de varios veteranos, como el defensor Olof Mellberg, de 34 años, y el volante Anders Svensson, de 35. Entre ambos han disputado 245 partidos con la selección.

El arquero Andreas Isaksson, de 30, lleva 95 partidos con el equipo nacional.

El único francés que remotamente se les acerca es Florent Malouda, con 78. Le sigue Franck Ribery con 62.

Mellberg jugó todos los minutos de las últimos cinco torneos internacionales de Suecia y fue su capitán en tres de ellos. Es previsible que sus compañeros quieran despedirlo con una victoria.

El técnico Erik Hamren dice que a sus jugadores no les falta motivación.

"Si sos un ganador, un jugador realmente bueno, con personalidad, siempre encuentras motivación", manifestó.

___

El reportero de Associated Press Rob Harris colaboró en este despacho desde Cracovia, Polonia.