El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el venezolano Alí Rodríguez Araque, defendió hoy el derecho de su país a velar por su defensa, después de que el Gobierno anunciara el desarrollo de su industria de armamento.

"Cualquier país tiene que velar por su defensa y equiparse al menor precio posible y con las mejores tecnologías. Es un derecho legítimo e innegable para cualquier país", dijo Rodríguez en su primera rueda de prensa en Quito como secretario del grupo regional.

Rodríguez Araque, que, además de varias veces ministro, ha sido presidente de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y secretario general de la OPEP, defendió el derecho de las naciones a equiparse. "Si lo hacen las grandes potencias ¿por qué los pequeños países no pueden hacerlo?", se preguntó.

El pasado 13 de junio, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, indicó que su país está desarrollando una fábrica de pólvora y de aviones no tripulados, sin "planes para agredir a nadie", pero con el objetivo de defender la independencia nacional y de convertir a Venezuela en un "país potencia".

"Estamos obligados a defender con nuestra vida la independencia de nuestro país, con nuestra vida", enfatizó Chávez ese día, cuando también indicó que "hay países de América Latina y el Caribe que ya están interesados en algunos de estos equipos, porque ellos también necesitan para su defensa y no tienen cómo producirlos".

Rodríguez Araque asumió la secretaría general de la Unasur el pasado 11 de junio, de manos de la colombiana María Emma Mejía.