El Fondo Monetario Internacional (FMI) instó hoy a la zona euro a compaginar la consolidación fiscal con medidas de estímulo y recomendó "diferentes metas de inflación" en el sur y el norte del continente.

En un informe, el FMI subrayó la importancia de "tolerar diferencias de inflación a lo largo de la eurozona, ya que el ajuste de precios relativo exige una inflación más alta en el norte que en el sur".

"Existe un punto crucial respecto a la demanda, que es muy desigual a lo largo de Europa. Todavía crece en el norte pero está cayendo en el sur, allí donde más se necesita para facilitar la consolidación fiscal y reducir las cifras récord de desempleo", asegura el informe.

El informe, titulado "Impulsar el crecimiento en Europa ahora", recomienda que los salarios nominales "sean contenidos en el sur de Europa", mientras que los países del norte "deberían dejar subir los salarios en cierto modo".

Países del norte de Europa, con Alemania a la cabeza, registran crecimiento económico, mientras que los países del sur, como España o Italia, se encuentran inmersos en una nueva recesión.

El reporte del organismo internacional coincide con la celebración de la cumbre del G20 en Los Cabos, México, donde la complicada situación de la zona euro se ha convertido en el tema principal de la reunión de los líderes de las economías desarrolladas y emergentes del mundo.

El fondo valora las reformas estructurales puestas en marcha en Europa pero reconoce que sus efectos se empezarán a notar "a medio y largo plazo".

De aplicarse notables reformas en el mercado laboral, en mercados de bienes y pensiones, el reporte destaca que se podría impulsar la expansión en la zona euro "en un 4,5 % en los próximos cinco años".

Asimismo, reitera que "la política monetaria debería seguir siendo expansiva".

Por otro lado, considera que "restaurar la salud del sistema financiero es fundamental para respaldar la demanda", y destaca que la recapitalización bancaria "debe utilizar recursos comunes de la eurozona".

Hace apenas dos semanas, España anunció la solicitud de ayuda financiera al Eurogrupo para recapitalizar su banca.

Por último, el FMI insistió en sus críticas hacia el excesivo número de autoridades reguladoras a nivel nacional y regional y subrayó la importancia de una centralización a nivel paneuropeo.

"Este exceso es un freno a los emprendedores y algo de simplificación es pertinente", afirma el estudio.