El gobierno estadounidense amplió una investigación por incendios surgidos de las puertas de varios modelos Toyota y agregó a la pesquisa unos 600.000 sedanes Camry y otros vehículos.

Con la ampliación, la pesquisa suma 1,4 millones de automóviles y camionetas deportivas de los modelos 2007 a 2009. Cuando comenzó en febrero, involucraba a más de 800.000 sedanes Camry y camionetas RAV4 modelo 2007.

Las autoridades federales de seguridad también investigan un problema similar en las camionetas deportivas TrailBlazer de Chevrolet modelos 2006 y 2007 fabricadas por General Motors Co.

Ciertos autos Camry modelos 2008 y 2009, así como subcompactos Yaris de 2007 a 2009 y todas las camionetas híbridas Highlander 2008, fueron incorporados a la investigación, informó el lunes la Administración Nacional de Seguridad en Caminos de Estados Unidos (NHTSA, por sus siglas en inglés) en su sitio de internet.

Los vehículos fueron ensamblados de septiembre de 2006 a agosto de 2008, dijo la agencia.

Hasta ahora, Toyota Motor Corp. y el gobierno han recibido 161 quejas de incendios en los vehículos. Nueve personas han resultado heridas, de acuerdo con documentos gubernamentales.

Todos los vehículos utilizan el mismo interruptor eléctrico en la portezuela del conductor para las ventanillas. Los interruptores pueden sobrecalentarse y generar incendios, informó el gobierno.

La NHTSA incrementó el nivel de la investigación al llamado análisis de ingeniería, que puede resultar en un posible retiro de autos del mercado para revisión en taller.

Aquellos propietarios de vehículos Toyota que huelan humo o perciban calor en las puertas deben llamar a sus distribuidores o llevar los autos a una inspección en taller, dijo el vocero de Toyota Brian Lyons. La compañía está cooperando con la NHTSA en la investigación, agregó.

La reputación de Toyota sufrió un golpe en los últimos tres años debido a una serie de retiros de sus productos que superó los 14 millones de vehículos en todo el mundo.

En cuanto a la pesquisa a vehículos de GM, la NHTSA difundió documentos el sábado en los que dijo que también había alcanzado el nivel de análisis completo de ingeniería. En un principio la investigación cubría más de 309.000 camionetas TrailBlazer modelos 2006 y 2007, pero el gobierno informó el sábado que aumentó a casi 342.000 vehículos.

La NHTSA y GM han recibido 242 quejas sobre el problema, entre ellas 28 incendios. Nadie ha resultado herido, según los documentos.