Cuba restituyó hoy el pago de aranceles en aduana para importar alimentos por parte de los pasajeros cubanos que arriben al país, una medida que había quedado suspendida en 2008 tras el paso de tres huracanes que causaron graves pérdidas económicas a la isla.

A primeros de mes, la Aduana General de Cuba anunció el restablecimiento del cobro de este arancel a partir del 18 junio tras cuatro años de suspensión de una medida que fue aplicada "temporalmente y de manera excepcional" y que ahora "resulta necesario restablecer y exigir".

Según lo estipulado, los viajeros cubanos tendrán que pagar 10 pesos cubanos o igual cantidad en pesos convertibles (CUC, moneda fuerte) -dependiendo de si son residentes o no en el país- por cada kilogramo de alimentos que importen.

De ese modo, se vuelve a implementar para el caso de los alimentos un decreto vigente desde 1979 que regula las importaciones sin carácter comercial en la isla.

En 2008 Cuba fue azotada por los huracanes "Gustav", "Ike" y "Paloma", que dejaron 7 muertos, daños valorados en 10.000 millones de dólares y la peor agresión al ecosistema del país en 50 años.