Fuerzas surcoreanas y estadounidenses llevarán a cabo el próximo viernes cerca de la frontera con Corea del Norte su mayor ejercicio con fuego real hasta la fecha, en plena tensión en la península, informaron hoy fuentes militares de Seúl.

Las maniobras, de un día de duración, se realizarán para conmemorar el 62 aniversario del inicio de la Guerra de Corea (1950-1953) en Pocheon, a 35 kilómetros de la frontera intercoreana, explicaron portavoces del Ministerio de Defensa surcoreano a la agencia Yonhap.

El ejercicio supondrá la movilización de más de 2.000 tropas, aviones de combate F-15K, helicópteros de ataque Apache y tanques, y contará por primera vez con la participación del avión de alerta temprana y control aerotransportado Boeing E-737 y del avión de combate ligero surcoreano TA-50, precisaron los funcionarios.

El primer ministro surcoreano, Kim Hwang-sik, tiene previsto asistir a estas maniobras, que pretenden recrear la invasión norcoreana que dio inicio a la guerra hace 62 años y cuyo objetivo es desplegar las capacidades defensivas y de contraataque de las fuerzas aliadas.

La simulación se produce en un momento en que la comunidad internacional vigila de cerca a Pyongyang después de que un satélite surcoreano detectara en abril actividad en una base nororiental del país comunista que apunta a la posibilidad de un nuevo ensayo nuclear por parte del régimen comunista.

El satélite registró estos movimientos poco después de que Corea del Norte lanzara sin éxito un cohete de largo alcance el pasado 13 de abril.

En este sentido, el diario surcoreano Chosun Ilbo, afirmó hoy que Corea del Sur y EEUU estudian ligar la célula de misiles defensivos que Seúl planea construir en la provincia de Gyeonggi (noroeste) con el sistema de proyectiles defensivos Patriot de Estados Unidos.

La Guerra de Corea comenzó el 25 de junio de 1950, cuando tropas y tanques norcoreanos invadieron territorio del Sur.

Estados Unidos y otras 20 naciones lucharon del lado de Seúl bajo bandera de Naciones Unidas hasta que un armisticio interrumpió el conflicto en 1953.

Por ello, Corea del Sur, donde Washington mantiene aún desplegados unos 28.500 efectivos, y Corea del Norte siguen técnicamente en guerra desde entonces.