El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, recibió el lunes alta médica luego de que fuese sometido el sábado a una operación por un hematoma en la cabeza.

El alcalde "evolucionó de manera satisfactoria (y) por tal razón los médicos tratantes han decidido darle de alta", aseguró en un comunicado el centro donde fue intervenido el regente.

Petro, un economista y ex guerrillero de 52 años, fue internado la noche del viernes con una cefalea aguda y al día siguiente fue operado de un hematoma subdural.

La alcaldía, el segundo puesto de elección popular más importante después del presidente, está interinamente en manos del secretario de gobierno Guillermo Asprilla, quien el lunes dijo a los periodistas que Petro se reponía satisfactoriamente en su casa.

La clínica no ha identificado el origen del hematoma, que de acuerdo con doctores de la Federación Médica Colombiana puede ser producto de traumas o golpes, así como espontáneo.