Una nave espacial china con tres astronautas a bordo acopló el lunes con un módulo en órbita, en otro primer logro del país que trata de igualar los avances de Estados Unidos y Rusia en el espacio.

La cápsula Shenzhou 9 completó la maniobra de acoplamiento con el módulo Tiangong 1 poco después de las 2 de la tarde hora local (0600 GMT), a 343 kilómetros (213 miles) de distancia de la Tierra. El acoplamiento fue trasmitido directamente por la televisión china a nivel nacional.

Los tres astronautas despegaron el sábado, en la misión espacial más ambiciosa de China hasta ahora. La misión forma parte de los planes chinos de establecer una estación espacial permanente.

La nave espacial ejecutó el domingo por la madrugada el primero de cinco cambios previstos de rumbo, dijo la televisión estatal.

Liu Yang, de 33 años y piloto de la Fuerza Aérea, la primera mujer de China que viaja al espacio integra la tripulación. De acuerdo con el programa, estará al menos 10 días en el espacio junto con el comandante de la misión y veterano astronauta Jing Haipeng, de 45 años, y otro tripulante Liu Wang, de 43.

"La tripulación de los astronautas está en buena forma y todo va de acuerdo al plan", afirmó la Televisión Central de China en su programa informativo del mediodía.

Dos de los tres astronautas se mudarán al módulo, donde permanecerán y trabajarán, mientras que el tercero se quedará en la cápsula, en caso de alguna emergencia. Los astronautas tienen previsto realizar exámenes médicos y otros experimentos antes de volver a la Tierra.