El delantero del Milan Zlatan Ibrahimovic, de 30 años, dijo hoy que continuará jugando con Suecia pese a la decepción después de que su equipo quedó eliminado de la Eurocopa, a falta de un partido para el final de la primera fase.

"Voy a seguir en la selección, todavía me siento motivado", declaró hoy el jugador en rueda de prensa en la concentración sueca.

Ibrahimovic cree que fueron los "pequeños detalles" los que hicieron que Suecia perdiese contra Ucrania e Inglaterra, en dos partidos en los que se adelantó en el marcador, y apuntó a los cinco goles encajados como la principal causa de la eliminación.

El capitán sueco elogió no obstante a su equipo, que con el seleccionador Erik Hamrén ha apostado por el toque frente al fútbol directo de antaño, y señaló que Suecia "nunca ha jugado mejor".

"Debemos de desarrollar esta forma de jugar. Hacemos un fútbol divertido. Antes la gente decía que nuestro estilo era aburrido, ahora todos quieren volver al antiguo sistema defensivo. Pero yo creo en el estilo de Erik", afirmó.

Hamrén, quien convenció a Ibrahimovic para que regresase a la selección y le dio la capitanía, ha estado en el cargo menos de dos años, de ahí que el ex del Barcelona haya pedido un voto de confianza para él, una opinión secundada también por buena parte de los medios suecos.

"Sólo puede ir a mejor. Es este tipo de partidos de los que aprendes: si no cometes errores, no aprendes", dijo.

Ibrahimovic se mostró satisfecho con su actuación personal, aunque cree que no sirve de nada si no se ganan partidos, y dijo que habría preferido jugar peor y que el equipo ganase.

El capitán sueco defendió el papel de los más jóvenes y mostró a la vez su deseo de que veteranos como Svensson o Mellberg no se retiren de la selección.

Suecia cerrará su paso por la Eurocopa este lunes frente a Francia, y aunque el partido es intrascendente para el equipo escandinavo, Ibrahimovic se lo toma en serio.

"Jugamos por el honor, tenemos que llevarnos algunos puntos a casa", declaró.