El último fenómeno televisivo sobre invasiones extraterrestres, "Falling Skies", regresa a la pequeña pantalla con una segunda temporada cargada de acción en la que sus responsables han prometido desvelar algunos de los secretos que esconden los perversos visitantes del espacio.

Lo nuevo de "Falling Skies" -producida por Steven Spielberg y que se estrena hoy en el canal de cable TNT en EEUU- retoma la historia donde se quedó al término de la primera temporada, con el protagonista Tom Mason (Noah Wyle) encerrado en una nave especial y la resistencia que forma el grupo autodenominado "2nd Massachusetts" luchando por sobrevivir en las calles.

La estancia de Mason con los extraterrestres, un período de tres meses que concluye tras una conversación poco amistosa con el líder alienígena, marcará el curso de los acontecimientos.

"Le permite darse cuenta de que no hay negociación posible, que se trata de una ocupación con la intención de una alienación total. Tom regresa convertido en un realista. Aparta su esperanza de reconstruir la sociedad hasta que la amenaza haya sido anulada", explicó Wyle en la presentación de la segunda temporada en Los Ángeles.

Al reencontrarse con su grupo, Mason es recibido con recelo por algunos de los integrantes, como el rebelde John Pope (Colin Cunningham), con quien se disparará la tensión.

"Es una locura", comentó Cunningham con respecto al retorno de Mason, "nadie le pregunta qué ha pasado".

"Pope es el que dice que tenemos que poner una bala en su cabeza", afirmó el actor.

Mason, por su parte, es consciente también de que "puede ser un riesgo para el grupo", indicó Wyle. "Sospecha de sus propias acciones porque no sabe qué han hecho con él", añadió.

Entre los personajes que cobrarán más protagonismo en esta segunda entrega de "Falling Skies" está el hijo mediano de Mason, Ben (Connor Jessup), que desarrolla una fuerza sobrehumana y un odio visceral hacia los visitantes que le abdujeron en la primera temporada.

Repiten en el reparto Moon Bloodgood como la doctora Anne Glass, Will Patton, como Weaver, el líder militar de la resistencia y Drew Roy como Hal, el hijo mayor de Mason, entre otros.

Entre las incorporaciones más destacadas al elenco están Brandon Jay McLaren, conocido por la serie "The Killing" y que interpretará a un ingeniero, y Terry O'Quinn, John Locke en "Lost", que aparecerá al término de la temporada como quien fuera profesor y mentor de Mason.

"Me gustó el corazón y el estilo de la primera temporada pero sentía que los fans querían que avanzáramos en este viaje. He querido insuflar energía en la segunda temporada", aseguró el creador de la serie Remi Aubuchon ("Caprica"), que aclara que los protagonistas se organizan para plantar cara a los extraterrestres.

El productor ejecutivo de "Falling Skies" Darryl Frank declaró que al margen de las batallas se revelará "mucho de la mitología" que hay detrás de los alienígenas, algo que se hará paulatinamente, para lo que tomó referencia la serie "Lost".

Aubuchon manifestó que conocen todos los elementos de la trama de "Falling Skies" aunque no quiso despejar las dudas sobre cuántas temporadas más de vida podría tener la serie.

"Tenemos mucho más que contar. Solo hemos pelado un par de capas de la cebolla", afirmó Aubuchon que dejó entrever un posible final feliz para concluir "Falling Skies".

"Creemos que hay luz al final del túnel, lo que pasa es que esa luz es muy lejana", indicó, mientras que otro de los productores ejecutivos, Justin Falvey, se aventuró a calificar ese túnel como de "ocho o nueve temporadas".

HASH(0x8cd8e54)

Fernando Mexía