El Gobierno israelí aprobó hoy la creación de un Comité Ministerial sobre Asuntos de los Asentamientos que presidirá el primer ministro Benjamín Netanyahu.

El Comité estará formado por diez ministros y tendrá "autoridad para formular la política del Ejecutivo" en lo relativo a la "construcción (por colonos israelíes) no regulada sobre tierras estatales y privadas" palestinas en el territorio ocupado de Cisjordania, incluyendo aquellos casos que han llegado a los tribunales, según el Gobierno.

Se trata de aquellos proto-asentamientos judíos o enclaves ilegales también para Israel -según el derecho internacional todas las colonias en territorio ocupado en 1967 lo son- que han sido objeto de polémica judicial.

Integrarán el comité los viceprimer ministros Shaul Mofaz y Moshé Yaalon y los titulares de Defensa, Ehud Barak; Exteriores, Avigdor Liberman; Ciencia y Tecnología, Daniel Hershkowitz; Interior, Eli Yishai; Diplomacia Pública, Yuli Edelstein; Educación, Gideon Saar; Medio Ambiente, Gilad Erdan; y Benny Begin, sin cartera.

En la votación de hoy se opusieron Mofaz (que lidera el partido Kadima), Barak y los ministros de Servicios Públicos, Mijael Eitan; e Industria, Shalom Simhon, informó la oficina de Netanyahu en un comunicado.

Otro viceprimer ministro, Silván Shalom y los titulares de Turismo, Stas Miseznikov; Seguridad Pública, Itzhak Aharonovitch; Inmigración y Absorción, Sofa Landver, se abstuvieron.

Analistas locales han interpretado la creación del comité como una compensación de Netanyahu al ala más derechista y cercana a los colonos de su Ejecutivo, que pedía desde hace tiempo la retirada al ministro de Defensa, Ehud Barak, de la potestad de aprobar la construcción en los asentamientos judíos en Cisjordania.

Una compensación, junto con el anuncio de la construcción de 850 nuevas viviendas en asentamientos, por la decisión de Netanyahu de acatar la orden del Tribunal Supremo de demoler antes del 1 de julio cinco casas en el protoasentamiento de Ulpana, cerca de Ramala, y de forzar la derrota parlamentaria de una propuesta de ley que hubiera implicado el incumplimiento de la sentencia.

No obstante, tanto el diario "Haaretz" como el "Yediot Aharonot" coinciden estos días en que un vistazo a los términos de creación del comité muestran que la autoridad de Barak sobre los proyectos de construcción en las colonias queda intacta.