La Casa Blanca felicitó hoy al pueblo griego por las elecciones presidenciales y pidió la "rápida" formación de un nuevo Gobierno capaz de avanzar en los retos económicos del país al mismo tiempo que lo mantiene en la zona euro.

"Esperamos que estas elecciones conduzcan rápidamente a la formación de un nuevo Gobierno que pueda hacer avances oportunos en los retos económicos que enfrenta el pueblo griego", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, en un comunicado.

"Como ha dicho el presidente (de EE.UU., Barack) Obama y otros líderes mundiales, creemos que nos interesa a todos que Grecia se mantenga en la zona euro al tiempo que respetamos su compromiso de reforma", añadió el portavoz poco después de conocerse los resultados de los comicios griegos.

Carney felicitó al pueblo griego por votar "en un momento tan difícil" y aseguró que Estados Unidos se relacionará con Grecia a partir de ahora "en el espíritu de alianza que ha guiado nuestra relación y la amistad entre nuestros pueblos".

El partido conservador Nueva Democracia (ND), dirigido por Andonis Samarás, ganó hoy los comicios legislativos en Grecia y, aunque no logró la mayoría absoluta, podrá gobernar con los socialistas del Pasok, en una victoria de las fuerzas europeístas.

Samarás resistió así el envite de la izquierda de Syriza, dirigida por el carismático y joven Alexis Tsipras con su mensaje de rotundo rechazo al memorándum de medidas de austeridad impuestas por la Unión Europea.

Cerca de 9,9 millones de griegos estaban llamados a votar en estas elecciones después de que en las del pasado 6 de mayo la fragmentación del parlamento resultante de los comicios impidió la formación de Gobierno.