Un contratista de seguridad murió y otras tres personas resultaron heridas cuando una bomba estalló al paso de la caravana de dos autos en que viajaban por el norte del país, dijo el domingo un funcionario policial.

El coronel Badkar Shokur dijo que la bomba estalló el domingo por la mañana cuando la caravana viajaba en la ciudad de Kirkuk, 290 kilómetros al norte de Bagdad.

Shokur dijo que las cuatro víctimas eran iraquíes que trabajaban para una compañía turca que proveía seguridad a un proyecto turco de construcción.

Los contratistas de seguridad están entre los blancos favoritos de al-Qaida y otras milicias aliadas que buscan minar los esfuerzos del gobierno para atraer compañías extranjeras para ayudar en la reconstrucción de Irak.

Seis meses después de la retirada de los últimos soldados estadounidenses, el dividido gobierno de Irak está pasando trabajos para proveer seguridad y servicios básicos como electricidad.