El gobierno de España lamentó el lunes la reacción negativa de los mercados frente a la deuda española y aseguró que no se corresponde con la realidad y el potencial de su economía.

"Estamos convencidos desde el gobierno que la situación actual de penalización de los mercados, la que estamos sufriendo hoy, no se corresponde con los esfuerzos ni con la potencialidad de la economía española", dijo el ministro de Economía de España, Luis de Guindos.

"Eso es algo que (en los mercados) se tiene que acabar reconociendo en los próximos días, en las próximas semanas", añadió el ministro en declaraciones a periodistas en el marco de la cumbre de líderes del G20, que agrupa a los países más desarrollados y a economías emergentes.

La deuda española superó el lunes el interés del 7% en la última jornada de presión en los mercados, y que amenaza con condenar a España a un rescate económico internacional de proporciones incalculables.

El tema de la crisis en Europa ha dominado los comentarios preparatorios a la cumbre que se inaugura por la tarde del lunes.