El primera base Justin Smoak pegó sencillo en la parte baja del noveno episodio y remolcó la carrera del triunfo de los Marineros de Seattle, que vencieron 2-1 a los Gigantes de San Francisco.

Mientras que Smoak fue bate clave en la victoria, en la lomita el cerrador Tom Wilhelmsen (3-1) lanzó un episodio, permitió un imparable, dio dos pasaportes y retiró a uno por ponche para acreditarse el triunfo.

En el segundo episodio el intermediarista Dustin Ackley pegó volado de sacrificio hacia el jardín central para impulsar la primera carrera de los Marineros.

La derrota fue para el relevo Sergio Romo (2-1) al no sacar ni un out, permitió dos imparables, una carrera.