El base titular de los Thunder de Oklahoma City, Russell Westbrook, ha llegado a Miami señalado por los críticos como el "culpable" de que su equipo cayese derrotado (100-96) ante los Heat en el segundo partido de las Finales de la NBA, que se disputó el pasado jueves en su campo del Chesapeake Energy Arena.

Westbrook reconoce que no estuvo bien en el primer cuarto del segundo partido cuando falló seis de siete tiros de campo y aunque al final aportó 27 puntos falló 15 de 25.

"Todo eso es una realidad y además acepto que sea una figura que centre la atención de los medios de comunicación, pero por nada cambiaré mi estilo de juego", destacó Westbrook antes de que diese comienzo el entrenamiento que su equipo realizó hoy, sábado, en el American Airlines Arena.

Westbrook se ha ganado críticas por las decisiones que tomó durante el primero y segundo partido, aunque en el primero el buen juego del alero Kevin Durant permitió los Thunder remontar una desventaja de 13 tantos.

No sucedió lo mismo en el segundo, cuando los Heat aprovecharon los 17 puntos de diferencia que lograron en la primera parte para asegurar la victoria que les permitió empatar a 1-1 la serie al mejor de siete.

La crítica más dura y que más pudo molestar o preocupar a Westbrook fue la que llegó nada menos que del legendario Magic Johnson, comentarista de la cadena de televisión ABC, que dijo al analizar el segundo partido que el base titular de los Thunder le defraudó con su actuación.

"Ha tenido una de las peores actuaciones que haya visto en mi vida como director del juego de un equipo en unas Finales de la NBA", destacó Johnson.

Westbrook dijo que respetaba todas las opiniones, pero que también tenía muy claro lo que quería y deseaba hacer en el campo de juego.

"No voy a hacer ajustes no importa lo que digan y comenten", declaró Westbrook. "Seguiré realizando mi juego al margen de los resultados y de lo que pase".

Westbrook promedia 27 puntos por partido, con ocho rebotes y nueve asistencias en los dos que se llevan disputados de las Finales que disputan al mejor de siete.

Pero lo que se le cuestiona es el 40 por ciento de acierto que tiene con los tiros de campo.

Sin embargo, todos en los Thunder, empezando por el entrenador Scott Brooks, y el resto de sus compañeros, con Durant a la cabeza, hicieron una defensa completa sobre el juego y aportación de Westbrook.

"Necesitamos que Russell anote. Sé que a muchas personas no le gusta eso", comentó Brooks. "Tuvo un mal comienzo, pero se recuperó. Él y Kevin (Durant) son ambos grandes jugadores, ellos tienen que anotar para nosotros para podamos conseguir triunfos".

"Estoy convencido que en el tercer partido todo va a ser diferente y veremos de nuevo al jugador seguro en sus tiros", señaló Brooks.

Por su parte, Durant fue categórico cuando dijo que los que critican a Westbrook lo hacen porque quieren verlo como el tradicional base que sólo dirige el juego al estilo de John Stockton.

"Nada de eso va con Russell (Westbrook) porque es un jugador muy especial, aunque como es lógico va a cometer errores como cualquier profesional", señaló Durant. "Tampoco tiene sentido que se piense que intenta competir conmigo en cuanto a conseguir más puntos".